• Miércoles, 21 de Febrero de 2018

Vilagarcía retirará los títulos honoríficos concedidos a Franco y a Carmen Polo en la década de los 60

El Concello de Vilagarcía retirará los títulos de honor concedidos a Francisco Franco y a Carmen Polo en la década de los sesenta del siglo pasado. Fue uno de los acuerdos adoptados por los grupos de la Corporación

Vilagarcía retirará los títulos honoríficos concedidos a Franco y a Carmen Polo en la década de los 60
La portavoz del gobierno, Tania García, se reunió ayer con la oposición para abordar el cambio de calles | gonzalo salgado
La portavoz del gobierno, Tania García, se reunió ayer con la oposición para abordar el cambio de calles | gonzalo salgado

El Concello de Vilagarcía retirará los títulos de honor concedidos a Francisco Franco y a Carmen Polo en la década de los sesenta del siglo pasado. Fue uno de los acuerdos adoptados por los grupos de la Corporación ayer por la mañana en el seno del grupo de trabajo para la revisión del callejero municipal. El objetivo es dar cumplimiento a la Ley de Memoria Histórica.
El ayuntamiento vilagarciano concedió la Medalla de Oro de la Ciudad a Francisco Franco Bahamonde en 1965 y, dos años después, en 1967, la Perla de Oro a su mujer, Carmen Polo.
No es la primera vez que este asunto se trata en el Pleno de Vilagarcía. Ya en 2014, a propuesta del grupo municipal de Esquerda Unida llevó a Pleno una propuesta para retirar al dictador y a todos los cargos asociados con la dictadura del cuadro de honores del Concello.
Ravella comenzará con los trámites necesarios para llevarlo a efecto. Como las distinciones se concedieron en su día por acuerdo plenario, presidido por entonces por Victoriano Piñeiro Acosta, es este mismo órgano quien tiene la competencia para anularlos. Para ello, se redactará una propuesta que deberán firmar los grupos, para elevar al Pleno y votar la revocación de los acuerdos de 1965 y 1967 y la consecuente retirada de los títulos honoríficos al dictador y a su mujer.

Retirada de la cruz
Durante la reunión de ayer, también se acordó remitir un escrito al cura de Santa Eulalia de Arealonga para reclamar la retirada de la cruz a los caídos del bando franquista de la fachada del templo. “Seguindo co acordado na anterior xuntanza do grupo do traballo, tras contar con beneplácito do Arcebispado de Santiago e da Comisión de Patrimonio para retirar da fachada da igrexa de Santa Baia de Arealonga a cruz que lembra aos caídos do bando nacional durante a contenda civil, o Concello tamén se dirixirá por escrito ao párroco para solicitar a execución do acordado en cumprimento da Lei de Memoria Histórica”, señalan desde la administración municipal.
Sin embargo, desde el Arzobispado de Santiago ya aseguraron en este sentido que la retirada de la cruz corresponde a la autoridad civil, ya que fue quien la colocó. Asimismo, desde el ente eclesiástico se remitieron al acuerdo adoptado hace quince años en el que autorizaban la supresión de este símbolo franquista, e inciden en su colaboración.