miércoles 18.09.2019

El análisis de ADN confirma que los restos humanos hallados en una fábrica abandonada en Asados son de Diana Quer

No parecía haber ninguna duda, pero el laboratorio de Criminalística de la Guardia Civil ha podido confirmar a través del análisis de ADN que los restos humanos hallados sumergidos en un pozo de una fábrica abandonada en el lugar de Somoza, en la parroquia rianxeira de Asados, corresponden a Diana Quer, la joven madrileña que había desaparecido en A Pobra el 22 de agosto de 2016.

El análisis de ADN confirma que los restos humanos hallados en una fábrica abandonada en Asados son de Diana Quer

No parecía haber ninguna duda, pero el laboratorio de Criminalística de la Guardia Civil ha podido confirmar a través del análisis de ADN que los restos humanos hallados sumergidos en un pozo de una fábrica abandonada en el lugar de Somoza, en la parroquia rianxeira de Asados, corresponden a Diana Quer, la joven madrileña que había desaparecido en A Pobra el 22 de agosto de 2016. Así lo dio a conocer esta mañana el delegado del Gobierno en Galicia, Santiago Villanueva, en una comparecencia de la Guardia Civil, en la persona de los coroneles Manuel Sánchez y Francisco Javier Jambrina, en la que se ofrecieron de manera excepcional, por lo mediático del caso, numerosos y minuciosos detalles de la investigación desarrollada durante los últimos 16 meses, pero que no iban a decir nada que agravase el daño de la víctima y sus familias..

Manuel Sánchez indicó que desde noviembre de 2016 ya empezaron a apuntar hacia José Enrique Abuín Gey, alias "Chiclé" como principal sospechoso de lo que le había sucedido a Diana Quer, "pues nos cuadraba con el perfil trazado de una persona sin vinculación con la víctima y con tendencia a la criminalidad", por lo que empezaron con el trabajo operativo sobre él, y que si no lo detuvieron en ese momento fue porque no tenían las pruebas y que desde entonces han trabajado intensamente para obtenerlas y que tuvieron su momento cumbre el pasado viernes con la detención del ahora investigado. El coronel dijo que pese a que algunas de las diligencias realizadas no permitían la obtención de pista directas, si les sirvieron para seguir avanzando en la medida de descartar hipótesis. Lo que si tenían claro era que una persona desconocida para la adolescente de Pozuelo que veraneaba con su madre y hermana en A Pobra era quien estaba detrás de lo que le sucedió.

Desde la Guardia Civil se indicó que una de las dudas que había sobre la comisión de los hechos era si el sospechoso había actuado en solitario o acompañado por otra persona, pero los coroneles señalaron que hay varios detalles que les invitan a pensar en que "Chiclé" lo hizo solo, pues su constitución física se lo permitía y en otros sucesos de similares características por lo que fue denunciado actuó de esa manera. Manuel Sánchez indicó que dentro del análisis de las imágenes de 40 cámaras de vigilancia se pudieron obtener únicamente bolas de luces, pero que de uno de los vehículo se pudo determinar a través de varias mediciones, que podría tratarse del Alfa Romeo en el que se desplazó "Chiclé" desde A Pobra hasta la fábrica abandonada de Asados en la que depositó el cadáver. Detalló que de los tres posibles coches que pasaron sobre las 2.58 horas por el viaducto de la Autovía do Barbanza que une Cespón y Taragoña y desde el que se arrojó el iPhone 6 de Diana Quer a la ría se pudo descubrir que, aunque en un primer momento no se podía identificar, uno de ellos era el de "Chiclé", descartándose los otros dos.

Manuel Sánchez indicó que aunque los teléfonos móviles de Diana Quer y de "Chiclé" mantuvieron un mismo recorrido desde ambos abandonaron la villa pobrense, se encontraron con que los repetidores señalaban que habían hecho un primer recorrido por diferentes salidas, pero ello se pudo justificar por el hecho de que debido a la saturación que había en las antenas, cada uno de ellos se enganchó a un poste diferente, pero que iban dentro del mismo vehículo. Este coronel de la UCO de Madrid dijo que al empezar a hacerle un seguimiento a José enrique Abuín, él se da cuenta y "se mosquea", por lo que contacta con un guardia civil que conocía por su anterior detención dentro de un operación de narcotráfico en 2007, pero entienden que lo hizo para saber el motivo de ese seguimiento.

Después de que "Chiclé" se pusiera junto a su mujer en el escenario de la desaparición de la joven madrileña, la Guardia Civil los llamó a declarar como testigos el último día de noviembre de 2016, y él dice que salió a robar gasolina, lo que corrobora su mujer diciendo que estaba con él, y los cuñados avalan ese testimonio. Sin embargo, los investigadores no se lo creen, máxime porque se encontraron con que el móvil de la mujer no se movió aquella noche de su casa y que ella estaba en la vivienda. También resultó curioso que les entregase voluntariamente un teléfono móvil que no era el suyo, y que hiciera lo mismo con el de su propiedad pero que estaba reseteado, por lo que no se podría obtener ninguna información de interés. Del mismo modo, el sospechoso accedió a que la Guardia Civil revisase sus coches, pero parecía claro que no se iban a encontrar vestigios. También les intervinieron los teléfonos, pero de las conversaciones, que desde la Benemérita se califican de "enlatadas" no se pudo extraer nada.  "Aunque logra sortear la investigación, para nosotros sigue siendo el único sospechoso", precisó Sánchez.

Respecto al desbloqueo del teléfono móvil de Diana Quer, que se consiguió con la colaboración de una empresa en Alemania, se pudieron obtener los puntos exactos por los que Diana Quer hizo su último recorrido, y del histórico de los mensajes se pudo ratificar que su desaparición fue forzada y por una persona sin vinculación con ella. Sánchez dijo que en la jornada del 21 de agosto pasado realizaron una reconstrucción con casi las mismas personas que habían estado un año antes en la fiesta y con la participación de un centenar de sus miembros. En noviembre pasado se produjeron avances que hicieron apuntalar las pruebas contra el sospechoso.

Sobre lo que ocurrió la noche de la desaparición de Diana Quer aún quedan dudas sobre lo que sucedió, pero los investigadores recabaron el testimonio de un feriante que dijo haber escuchado una discusión de pareja., y piensan que por ello se deduce que se la llevó de manera obligada. El coronel Francisco Javier Jambrina se refirió con detalle a la denuncia de una joven a la que abordó "Chiclé. Señaló que esa víctima declaró que le pidió que le entregase el teléfono móvil, pero que ella se resistió a dárselo pues no quería perderlo, por loque incluso le llega a ofrece 20 euros que llevaba encima. Parece que "Chiclé" se marcha, pero al darse cuenta que ella ve la matrícula del coche, es cuando se dirige a ella y le pone una palanqueta pequeña en el cuello y le dice que entre en el maletero. Debido a que José Enrique Abuín tiene una lesión en un hombro, no logra meterla totalmente en esa parte del vehículo, y es cuando ella grita y pide ayuda, a lo que responden dos jóvenes, y él acabó subiéndose en el coche y huyó del lugar. 

Una de las pruebas que, según Jambrina, se pudo conseguir contra "Chiclé" para demostrar ese hecho fue la grabación que hizo accidentalmente en la aplicación de WhatsApp y envió automáticamente a la persona con la que estaba manteniendo una conversación. Añadió que al presentar la joven la denuncia en el cuartel de Boiro hizo referencia a algunos de los dígitos de la matrícula del coche, y que en la Policía Judicial de Noia se percataron que coincidía con al del vehículo de "Chiclé" y ven la relación que pudiera tener con otros hechos similares. Este coronel dijo que este suceso lejos de ser determinante en la investigación fue un "obstáculo" en al investigación y les obligó a salirse de la línea que estaban llevando y alterar el ritmo que tenían previsto, y que los informes que iban a llevar diez días se tuvieron que elaborar en menos de tres jornadas.

Jambrina dijo que la detención de "Chiclé" se precipitó debido a que se produjo una grave filtración que estuvo a punto de dar al traste con la investigación, y que será objeto de una investigación. Añadió que a la diez de la mañana se detuvo a José Enrique Abuín, algo que sucedió en las oficinas de la Mutua Gallega en Boiro, y veinte minutos después se hizo lo mismo con su mujer como coautora al haber declarado que estaba con su marido en la noche en que desapareció Diana Quer. Esta última acabó desdiciéndose de su primera declaración al mostrarle la Guardia civil las pruebas que tienen contra él y le retiró la coartada de su marido, al decir que ella no estaba con él. El coronel detalló que el sospechoso prestó una primera declaración diciendo que la muerte de la joven fue algo accidental tras atropellarla y que, debido a que estaba en libertad condicional por otro delito, decidió deshacerse del cadáver en un descampado del polígono de A Pobra, pero que luego decidió llevarlo al muelle de Taragoña y lo arrojó a la ría.

Sin embargo, a última hora del pasado sábado volvió a prestar declaración y les dijo en donde estaba el cadáver. A la 1.30 de la madrugada del domingo, una comitiva de la Guardia Civil, acompañada del detenido, se desplazó hasta una fábrica abandonada en Asados (Rianxo), a donde llegó a las 3.40 horas. Allí se encontraron con un depósito o aljibe de agua potable de forma cilíndrica y diez metros de profundidad, con temperatura baja y estable ello hizo que el cuerpo se encuentra en buen estado- con una boca de 1,5 metros y que está tapado con una losa de hormigón de un metro y medio de ancho y unos 8 centímetros de grosor. Además, tiene una tapa de registro de 40 por 40 centímetros, por donde "Chiclé" introdujo el cadáver de la joven madrileña. 

"El perro percibe que hay restos humanos y a través de una cámara submarina se comprueba que a ocho metros hay un cuerpo", reveló Jambrina. Luego se encontraron el cadáver lastrado por la cintura y los hombros con unas cuerdas que llevaban ladrillos de hormigón. Añadió que a las 8.40 horas llegó la comitiva judicial y forense para proceder al levantamiento del cadáver, y para levantar la tapa de hormigón de 1,5 metros se contó con al colaboración de los Bomberos del parque comarcal de Boiro, que la retiraron con un camión y que procedieron a vaciar el aljibe, para encontrar posteriormente un  bolso de Diana y una brida plástica, con la que se cree "Chiclé" pudo maniatar o estrangular a la joven, algo que se espera que pueda aclarar la autopsia.

Respecto a la fábrica abandonada, los referidos portavoces de la Guardia Civil indicaron que sólo se examinó la planta en la que estaba el aljibe, pero que dentro de las diligencias que se van a seguir realizando se incluye la previsión de realizar un registro en profundidad de la nave. Pero, precisaron que para ello es necesario que el juez instructor reabra las diligencias, pero creen que será el magistrado el que dicte un oficio para realizar ese registro. También indicaron que a partir de las averiguaciones obtenidas, se van a reevaluar otros casos de violación. En relación a la boirense Manuela Lorenzo, conocida como "Lela de Boimazán", de 72 años, indicó que no tiene nada que ver su desaparición con el sospechoso, pese a lo apuntado el pasado domingo por su hijo.  Creen que la atracción por las jóvenes y una motivación sexual están detra´s de su comportamiento y lo ocurrido con Diana Quer y la joven a la que asaltó en Boiro a las diez de la noche del pasado 25 de diciembre.

Comentarios