lunes 18.11.2019

Comerciantes de las últimas vías peatonalizadas en Ribeira sienten exclusión con Rosalía de Castro

La peatonalización de calles siempre está rodeada de polémica y Ribeira no es una excepción. Sucedió cuando se llevó a cabo esa actuación en el tramo de la Rúa de Galicia

Vecinos y comerciantes de calles peatonales se reunirán mañana | Chechu Río
Vecinos y comerciantes de calles peatonales se reunirán mañana | Chechu Río

La peatonalización de calles siempre está rodeada de polémica y Ribeira no es una excepción. Sucedió cuando se llevó a cabo esa actuación en el tramo de la Rúa de Galicia comprendido entre la Avenida Rosalía de Castro y el mercado municipal, y ha vuelto a pasar ahora con los tres últimos viales en los que se acaba de acometer. Comerciantes y vecinos le realizaron al alcalde propuestas para que no se vea interrumpido el tráfico rodado en las calles Rosalía de Castro -su tramo inicial-, de Galicia y Cristóbal Colón, en su extremo más próximo a la iglesia de Santa Uxía, y se encontraron con el rechazo del PP, aunque Manuel Ruiz dejó la decisión final en manos de lo que decida el pleno de la corporación municipal.

Además, esos afectados le expresaron al regidor que se sienten discriminados respecto a lo que se pretende hacer en el tramo de Rosalía de Castro que resta por peatonalizar, entre la rotonda de la sirena y la Praza do Concello. Señalaron que en ese vial se pretende mantener un carril para el tráfico rodado con límite de velocidad de 20 o 30 kilómetros por hora y creen que eso mismo se puede hacer en las otras calles ya peatonalizadas. Por ello le solicitaron que haga lo mismo, además de eliminar los lectores de matrículas, la creación de zonas de carga y descarga y parking express y que no suprima más estacionamientos en el Malecón. Los afectados prevén reunirse mañana (21.30) en el Ateneo Valle-Inclán para fijar estrategias a seguir, para luego solicitar una reunión con los miembros de la corporación y convencerlos de la necesidad de atender sus demandas.

Por ahora, el PP ya expresó su postura de que es partidario del modelo de ciudad que se está implantando y dijo que hay quien aplaude esa medida. IPdeR dice que quiere hablar con vecinos y comerciantes para escuchar lo que quieren, y añade que dejar entrar por esas calles permite dar acceso a quienes quieran dirigirse hacia O Vilar, Carreira y Aguiño desde el Malecón. Al PSOE sólo se le escuchó hablar al respecto en los últimos días en algún local hostelero, con una postura a favor de la peatonalización. El BNG, que dijo que está dispuesto a escuchar lo que digan los afectados, recordó que ese malestar no es nuevo, sino que ya trajo consigo incluso una recogida de firmas por parte de los afectados. Su portavoz, José Antonio Vázquez Cobas, manifestó que su partido cree en la peatonalización como un planteamiento de futuro y que no están a favor de que pasen los coches a 20 o 30 kilómetros por hora en esa zona, pues sería “algo inadmisible”.

Cobas precisó que Rosalía de Castro tendrá un tratamiento diferente pues es una zona distinta, una artería principal. Cree que los comerciantes afectados deben aferrarse a la peatonalización “para saír a flote”, precisando que los últimos viales peatonalizados son una zona deprimida y marginada y que precisa de una dinamización. No considera que la posible reducción en la facturación se le deba achacar a la peatonalización, pues aún no se pusieron en marcha medidas para que funcione, y que a afectan otros factores.

Comentarios