miércoles 19.02.2020

Una comisión analizará la conveniencia de que el Día da Dorna sea festivo desde 2018

Hubo que aguardar hasta las dos últimas mociones del pleno municipal de Riveira para que el debate se animase de verdad con asuntos de cierta trascendencia, después de algo más de dos .

Las actividades de la Festa da Dorna tienen gran aceptación      CHECHU RÍO
Las actividades de la Festa da Dorna tienen gran aceptación CHECHU RÍO

Hubo que aguardar hasta las dos últimas mociones del pleno municipal de Riveira para que el debate se animase de verdad con asuntos de cierta trascendencia, después de algo más de dos horas de una sesión bastante insulsa. Una propuesta del BNG en relación a las fiestas de la Dorna y las patronales de Santa Uxía acabó con un acuerdo de los integrantes de la corporación -faltaron dos ediles nacionalistas por  diferentes motivos- para que en marzo se constituya una comisión que analice la conveniencia de declarar el 24 de julio como festivo local, una vieja demanda de la Cofradía da Dorna, a partir del año 2018. Esta previsto que la integren los portavoces municipales y representantes de sectores afectados, como el comercio y la hostelería, para conocer su opinión al respecto, y el acuerdo que se alcance se trasladará al pleno de abril -último de este mandato- para su aprobación.
Los portavoces de IPdeR y PSOE, Rosa García y Andrés Fariña, mantuvieron la postura de la necesidad de negociar o debatir con los afectados. Por su parte, la  edila de Festexos, Elvira Pisos, indicó que de las opiniones recabadas entre la hostelería se concluye que ese sector está a favor de la declaración del 24 de julio como festivo local, no así la mayoría del comercio, por los perjuicios que ven en los años 2015, 2016 y 2017 por la coincidencia de dos y hasta tres festivos seguidos. Por lo tanto, su propuesta al pleno pasaba por comprometerse a analizar el calendario de forma exhaustiva para declarar los festivos locales de los próximos años “e se axusten ao sentir da cidadanía no seu conxunto e non cause perxuizos aos negocios”. El ponente de la moción, el nacionalista Xosé Antonio Vázquez Cobas, manifestó que hay localidades como Lalín y Catoira que tienen dos festivos seguidos y que ello no suponen ningún problema, “senón que é unha oportunidade”. El edil frentista recordó que el Gobierno recomendó que los festivos locales se arrimasen a los viernes o lunes para no perjudicar al tejido empresarial.

NO ES ENEMIGO
El alcalde indicó que la petición del BNG demandaba que la declaración de dicha jornada como festivo local empezase en 2016, pero Manuel Ruiz dijo que ese año concide en domingo, mientras que en 2017, al ser el 24 un lunes se juntaban tres festivos seguidos. Frente a los que leo ven como un enemigo de la Festa da Dorna, por decisiones adoptadas a este respecto, el mandatario riveirense dijo que hace más de 30 años recibió la Poutada de Prata y hace una década la Poutada de Ouro, y que luchó junto a su pandilla por la supervivencia de dicha fiesta “cando se iba ao tacho”. Y dijo que está convencido de que algún día el 24 de julio será festivo local en Riveira.
En relación a la moción del BNG por deficiencias en la nueva plaza de abastos, como la falta de espacio en la planta baja, los nacionalistas no lograron el apoyo que buscaban, pues el PP votó en contra de sus tres propuestas, mientras PSOE e IPdeR sólo apoyaron el punto en que se demandaba un espacio en el primer piso para exhibiciones gastronómicas y ferias temáticas. Rosa García dijo que si no hay más espacio en la planta baja y quieren ir todos los placeros (23) juntos “haberá que tirar unha parede”. El edil de Mercados, Vicente Mariño, que calificó la moción de “cativa”, manifestó que el cemento-chicle no se inventó. Ruiz ya dijo en su momento y lo reiteró en el pleno que “algún praceiro se sorprende que o alcalde non multiplique os panes e os peixes”. Y, convencido de que la iniciativa no tiene el respaldo de más que un placero, le dijo al BNG que si le convence de que la mayoría de los vendedores del mercado están de acuerdo con lo que presenta “son capaz de replantealo e volverlles a ofrecer ir en dúas prantas”.
Fariña dijo que resulta incomprensible que una obra nueva presente estos inconvenientes y que el Concello no puede apoyar monopolios dando la exclusividad de venta de producto fresco a los placeros frente a un posible supermercado que se instale. Vicente Mariño agregó que la competencia pondrá a cada uno en su sitio y que es necesario ofrecer calidad y ser buen vendedor.

Comentarios