miércoles 13.11.2019

El Concello pobrense pagará un canon a la concesionaria de la piscina, que sacará a licitación

Casi ha transcurrido un año desde que el Concello pobrense decidiera prorrogar el periodo de concesión de la piscina municipal a la empresa Viaqua a la espera de que se adoptase una decisión sobre lo que hacer con la gestión de dicha instalación

La cifra de usuarios de la piscina pobrense mantiene su tendencia a la baja | CHECHU
La cifra de usuarios de la piscina pobrense mantiene su tendencia a la baja | CHECHU

Casi ha transcurrido un año desde que el Concello pobrense decidiera prorrogar el periodo de concesión de la piscina municipal a la empresa Viaqua a la espera de que se adoptase una decisión sobre lo que hacer con la gestión de dicha instalación dependiente de la Administración local. Tras haber descartado su municipalización, debido a que el alcalde, Xosé Lois Piñeiro, considera que la escasez de personal les impide atender todos los servicios con la fluidez necesaria, la decisión que se adoptó fue la de volver a sacarla a concurso, pero el mandatario adelantó que, a diferencia de como se venía haciendo hasta la fecha, el Ayuntamiento abonará un canon a la empresa que resulte adjudicataria.

La aportación de ese canon todavía está sin definir, pero que una vez se incluya en el pliego de condiciones de dicho concurso, las empresas licitadoras podrán rebajarlo dentro de la oferta que presenten. Piñeiro detalló que, en función de los datos recabados sobre el funcionamiento de la piscina municipal, se han podido constatar una pérdidas anuales de unos 90.000 euros para la concesionaria. El alcalde defendió la medida de aportar un canon, que dijo que ya está implantada en otras localidades, persigue la finalidad de atraer a más empresas ante la oferta de un servicio que resulta deficitario. Precisó que media decena de sociedades se interesaron por ese servicio o bien recibieron ofrecimientos por parte del Concello pobrense para hacerse cargo de ella. Agregó que entre las que más interés mostraron por la concesión figura la misma que ya gestiona las piscinas de Boiro y Porto do Son. A su entender, la empresa que gestione la piscina debe estar especializada en ese servicio.

Por su parte, la edil Genoveva Hermo quiso trasladar un mensaje de tranquilidad a los usuarios, en particular, y a los pobrenses en general, para garantizar, a través de la búsqueda de soluciones, la continuidad del funcionamiento de la piscina y prestar un servicio como hasta ahora. Piñeiro dijo que tratan de adoptar medidas de ahorro energético para abaratar los costes de mantenimiento que acarrea, incluido el agua y personal, pues lo que se recauda de sus 400 usuarios actuales -llegó a rozar en algún momento los 600, sobre todo cuando cerraron temporalmente las instalaciones municipales de Boiro y Riveira- no es suficiente para mantenerlo, por lo que también harán campañas de promoción. Agregó que hasta que se adjudique, Viaqua seguirá gestionando la instalación. El mandatario local añadió que se va a hacer una reestructuración en las tarifas y en los servicios, y se podría dar el caso de que alguno de ellos se incluya en el bono.

Comentarios