sábado 11.07.2020

RIVEIRA- Un macrocontrol de Tráfico en los accesos a la ciudad acaba con 31 positivos por alcohol y 2 de drogas

Un total de 25 conductores dieron positivo en las pruebas de alcohol que les practicó la Guardia Civil de Tráfico entre las cuatro y las seis y media de la madrugada de este martes en los principales viales de acceso y salida del casco urbano de Riveira.

Un total de 25 conductores dieron positivo en las pruebas de alcohol que les practicó la Guardia Civil de Tráfico entre las cuatro y las seis y media de la madrugada de este martes en los principales viales de acceso y salida del casco urbano de Riveira. De todas ellas, 23 acarrean una sanción administrativa, con multa de entre 500 y 1.000 euros y la retirada de 4 a 6 puntos, por situarse entre los 0,25 y 0,60 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, mientras que las otras dos excedieron ese límite y fueron consideradas como delito, por lo que fueron citados para sendos juicios rápidos sin detenidos.
Además, durante ese mismo periodo de tiempo, otros dos conductores dieron positivo en el test de drogas, por los que serán propuestos para sanción económica de 1.000 euros y la retirada de 6 puntos. A ellos hay que añadir otra media docena que arrojaron tasas superiores a 0,25 miligramos de alcohol por litro de aire espirado en los controles que se montaron durante la mañana para lo más rezagados. Ello hace un total de 31 alcoholemias positivas, una cifra que repite la misma que la del año pasado, lo mismo que sucede con la cifra de personas a las que sorprendieron por consumo de estupefacientes, aunque el último control se desarrolló durante menos tiempo, según informaciones a las que tuvo acceso este periódico.
Para este macrocontrol de la Guardia Civil de Tráfico, se contó con un total de 14 patrullas de varios destacamentos, entre los que figuraban agentes de Santiago, de A Coruña y de otras procedencias, que tomaron prácticamente todas las salidas del casco urbano de Riveira, donde salió mucha gente a participar en una gran fiesta de Carnaval, pese a la adversa meteorología. Los conductores no tenían por donde eludir los controles, pues había patrullas apostadas en Pedra Pateira, Martín, A Mámoa, Fafián-A Fieiteira, Frións, Xarás, As Saíñas y en la zona de Coroso. 
Por los grupos de diversas aplicaciones de telefonía móvil, tales como telegram o whatsapp, circularon mensajes que informaron durante todo ese tiempo sobre todos los lugares en donde había controles de alcoholemia y drogas de la Guardia Civil de Tráfico. A primera hora de la mañana de este martes había quienes aguardaban dentro de su coche o en algún otro sitio a que se le pasaran los efectos de la ingesta de bebidas alcohólicas antes de ponerse a los mandos de su vehículo. Lo recomendable era, como no podía ser de otra manera, que en ese estado nadie cogiera el coche, pero hubo quienes se atrevieron, la mayoría por desconocimiento, y fueron sancionados.

Comentarios