AROSA 3- 0 NOIA

Amarga victoria del Arosa, que se queda sin play-off

El Arosa tendrá que esperar al menos otro año más para disputar el anhelado play-off de ascenso. Ayer hizo sus deberes ganando al Noia con un hat-trick de Javi Pazos,

Amarga victoria del Arosa, que se queda sin play-off

El Arosa tendrá que esperar al menos otro año más para disputar el anhelado play-off de ascenso. Ayer hizo sus deberes ganando al Noia con un hat-trick de Javi Pazos, que acaba la liga como pichichi destacado de Tercera con 25 goles, pero el Alondras también ganó en Carballo, por lo que son los de Cangas los que estarán esta tarde en el bombo en la Ciudad de Las Rozas como cuarto clasificado gallego esperando un segundo de otro grupo en el sorteo de la eliminatoria de ascenso.

El equipo morrancense, que era el que peor lo tenía hace dos semanas cuando era sexto, 3 puntos por detrás de Somozas y Arosa, realizó un impresionante final de liga con cuatro triunfos seguidos y se gana la plaza con todo merecimiento. El Arosa se queda a las puertas, más cerca que nunca en las dos últimas décadas, penalizado por un mal arranque de liga y por un único desliz en una segunda vuelta en la que estuvo a punto de completar una espectacular remontada en la tabla.
No hubo demasiada emoción en una última jornada que se jugó en dos campos separados por 90 kilómetros. En A Lomba el Arosa empezó frío, nervioso e impreciso ante un Noia que tenía que ganar para no caer a Preferente, donde jugará el próximo año. El tempranero gol del Alondras en As Eiroas heló los ánimos en Vilagarcía. Por si en el campo los locales no se habían enterado, fue el propio técnico visitante Jose Manuel Pose el que se lo hizo llegar a voces. Consiguió el efecto contrario al deseado. El Arosa despertó, carburó y dio amplitud al campo. Empezó a llegar al área y tras varios avisos marcó. Lo hizo Javi Pazos tras arrebatarle el balón a Piñeiro en posible falta. El lateral visitante se dañó la clavícula en la acción y no pudo seguir. El partido estuvo parado 16 minutos hasta que se lo llevaron al hospital en ambulancia.


Demasiados mazazos para el Noia, que tras reanudarse el juego siguió desbordado. Tras un avisó de Julio en asitencia de tacón de Yerai, llegó el 2-0. Otra vez Javi Pazos, inapelable. Se internó por la derecha en el área y con todo el tiempo del mundo y sin ángulo batió por abajo a MJ. Sidibé perdonó el tercero a la salida de un córner y el árbitro decretó el descanso en el minuto 55, aunque debió llegar hasta el 61 dado el parón.
En la segunda parte el Arosa salió a mover el balón y a esperar noticias positivas desde Carballo. Pero estas nunca llegaron, mientras el Noia fue acumulando más gente en ataque. El partido se convirtió en un correcalles, en una auténtica pachanga. Las llegadas a las dos áreas en situaciones de igualdad y superioridad numérica se sucedieron. Pero los dos equipos estuvieron negados de cara al gol. Sobre todo el Noia, que falló hasta cuatro ocasiones clarísimas delante de un Roberto Pazos que aprovechó con creces la oportunidad que le dio su técnico. Nolo y Hugo fallaron en área pequeña. Nando envió una falta al larguero, el balón bajó a la línea y los visitantes reclamaron el gol fantasma.

El Arosa también desperdició un buen carrusel de llegadas, sobre todo en errores en el último pase y remates de Sylla. Hasta que el 89, cuando ya había terminado el partido en As Eiroas con la victoria del Alondras, Javi Pazos redondeó su sensacional temporada con su vigésimo quinto gol.
La resignación de apoderó de jugadores de ambos equipos y del público. El Arosa manda al Noia a Preferente y su victoria no le sirve para ser cuarto. Al menos cierra una temporada inmaculada en A Lomba, ya que ha sido el único equipo de Tercera este año que no ha perdido en casa. Un dato que junto al pichichi de Pazos, no alivia demasiado tampoco el desconsuelo.