domingo 15.12.2019
villalonga 1-2 arosa

El Arosa remonta al final y continúa la cruz del Villalonga

Desenlace sorprendente en el derbi de San Pedro, en el que el Villalonga fue capaz de adelantarse en el marcador a menos de diez minutos del final con un gol de Rocha y el Arosa remontó para llevarse el triunfo in extremis con los tantos de Javi Pazos

El Arosa remonta al final y continúa la cruz del Villalonga

Desenlace sorprendente en el derbi de San Pedro, en el que el Villalonga fue capaz de adelantarse en el marcador a menos de diez minutos del final con un gol de Rocha y el Arosa remontó para llevarse el triunfo in extremis con los tantos de Javi Pazos, que no falló en la primera opción clara que tuvo en todo el partido, y de Manu Justo, que marcó la diferencia con un golazo en el minuto 90.
Una inyección anímica para los arlequinados, que hicieron un partido bastante irregular. Dominaron muchas fases del mismo, generaron bastantes ocasiones que perdonaron, sobre todo Sylla, pero también hicieron unas concesiones defensivas en forma de regalos que les pudieron costar muy caro.
Si el Arosa fue la cara, el Villalonga se llevó la cruz. Carga con ella en las últimas quince jornadas. Cuestión de dinámicas en el fútbol. La suerte no acompaña al equipo de César Sánchez, que ayer no mereció irse de vacío. Y menos de esa forma final tan cruel.

El Arosa suma su primer triunfo del nuevo año y recorta a 7 puntos la distancia con el cuarto, mientras que el equipo celeste continúa en puestos de descenso.
La primera parte tuvo cuatro fases. En la primera el Arosa se mostró mejor, con un plan definido que logró ejecutar. El de buscar con balones al espacio por fuera a sus dos puntas, Javi Pazos y Sylla. Los visitantes tuvieron más llegadas de inicio, aunque no eran capaces de finalizarlas.
Sylla tuvo la primera gran ocasión a los catorce minutos, el senegalés se fue por fuerza por el centro llevándose a todos los defensores y en el mano a mano definió con la zurda y salvó Marcos Bermúdez.
Mediada la primera parte se entró en una segunda fase de igualdad, la presión del Villalonga empezó a dar sus frutos, con varios robos en campo contrario. El Arosa tuvo otra opción, de nuevo Sylla al espacio a pase de Javi Pazos, que volvía al campo donde se hinchó a goles las dos últimas campañas. El central Adrián Santos, el apagafuegos, se cruzó de forma providencial.
A partir de la media hora, el Villalonga tuvo grandes minutos y mejores ocasiones. Prácticamente todas robando en campo contrario. Agus dispuso de dos disparos desde fuera del área que se fueron muy desviados.
La mejor fue de Rocha, en pleno asedio local. En el minuto 36 enganchó un disparo desde fuera del área que se estrelló en el poste con Lloves haciendo la estatua. En el 38 la tuvo Hugo Pintos, en un error en el pase de Vitra, solo delante de Lloves la echó fuera.
En la última fase del primer tiempo, en los últimos cinco minutos, espabiló el Arosa. En el 40 aprovechó su superioridad por fuera (los locales repitieron defensa de 5). Anxo y Julio trenzaron una jugada por la izquierda, por donde cargaron todo el juego los visitantes en el primer tiempo, que finalizó el joven canterano con un disparo alto. En el 44 la opción fue de Manu Justo tras falta lateral, lanzó por encima del larguero tras dejada de Rivas.

Segunda parte
En la segunda parte el Arosa salió decidido a dominar claramente y el Villalonga bajó en su presión y cedió terreno, ya que empezó a notar el cansancio. Los visitantes dispusieron de una ocasión clarísima, en una acción de Javi Pazos con pase interior a Manu Justo, cuyo centro en boca de gol a puerta vacía no empujó incomprensiblemente Sylla antes de la hora de juego.
El Villalonga fue resistiendo como pudo con el paso de los minutos, y la batalla pasó a ser de cuerpo a cuerpo en mediocampo. En el 67 el Arosa tuvo otra oportunidad. Fue de Manu Justo, con una volea desde la frontal a la salida de un córner que se perdió por poco. El joven vigués es un jugador fundamental en el Arosa. Cuanto menos entra en juego, tirado en banda, más se resiente su equipo.
Al Villalonga le costó bastante generar situaciones de gol en el área de Lloves. A falta de veinte minutos el técnico local arriesgó, con la entrada de Rafa Pérez por Mou. Sacrificó músculo en la medular por velocidad en ataque. Y le salió bien.
A falta de un cuarto de hora el Arosa movió por primera vez el banquillo, con la entrada de Yerai por Sergio Santos. Para entonces el Villalonga ya había crecido en el partido, que se jugaba más en el campo visitante. Rafa Pérez en el minuto 79 tuvo una gran ocasión celeste. Guille ganó línea de fondo, le dio el pase atrás y el delantero remató fuera totalmente solo en área pequeña para lamento del público celeste, que no acaba de creérselo.
Al minuto siguiente llegó el gol local. Rivas perdió un balón fácil, Rafa Pérez hizo la jugada en carrera, dribló a Vitra y remató fuerte, tocó Lloves, dejando el balón muerto en área pequeña para que Rocha empujase al fondo de la red.
El Arosa reaccionó de inmediato. Al minuto siguiente, Sylla se quedó delante de Marcos Bermúdez, que le volvió a ganar la acción en el mano a mano. El que no falló en la primera que tuvo fue Javi Pazos, en un pase atrás de Manu, solo dos minutos después del tanto local. Remató perfecto, de interior a la escuadra.
De ahí al final apretó el equipo de Jorge Otero. Inconformista con otro empate. Manu Justo con un disparo al lateral de la red en el 86 y un remate de cabeza de Sylla demasiado picado fueron los avisos. Ya en el tiempo de aumento el balón llegó a la banda derecha, donde Manu Justo se sacó un gran disparo desde el vértice del área que se coló por la escuadra de la portería de Marcos. Un golazo, con mucha intención y mejor precisión. El Arosa celebró el triunfo, que cierra dos semanas difíciles, sin victorias y con bajas en la plantilla. El vestuario local estaba en silencio absoluto al final. Otro duro golpe para el equipo celeste.

Comentarios