• Sábado, 22 de Septiembre de 2018

El Boiro evita su disolución

Tras varias semanas de tensión en las que parecía inevitable la desaparición del C.D. Boiro por no llegar a un acuerdo económico con la AFE y los jugadores

El Boiro evita su disolución
El acuerdo permite que el Boiro continúe en Tercera esta temporada  |
El acuerdo permite que el Boiro continúe en Tercera esta temporada |

Tras varias semanas de tensión en las que parecía inevitable la desaparición del C.D. Boiro por no llegar a un acuerdo económico con la AFE y los jugadores que habían demandado al club por impago de sus salarios, finalmente ayer se llegaba a un acuerdo que paralizaría este desenlace. 
Tal y como comunicaba el propio club a través de sus redes sociales, el acuerdo con los representantes de los jugadores había llegado en la mañana de ayer en las oficinas de la AFE, en Madrid y “después de durísimas y frenéticas negociaciones llevadas a cabo por la Plataforma de Vecinos para la salvación del CD Boiro”.
Para llegar a esta resolución el Boiro habría tenido que aumentar la cantidad económica que ofrecía abonar a los futbolistas: “Las condiciones económicas planteadas por los representantes del club tuvieron que ser aumentadas”, y la cantidad tendrá que ser ingresada en un plazo de 48 horas.

Esfuerzo y futuro
La entidad aseguró ayer que “debido al tremendo esfuerzo económico que se tiene que hacer en estas jornadas para evitar la desaparición del club, miembros de la Plataforma están trabajando a marchas forzadas para juntar la diferencia del dinero recaudado con la cantidad final pactada”, la cual no fue hecha pública, si bien cabe recordar que la última cifra ofrecida por el Boiro fue 65.000 euros.
A partir de ahora el club comenzará a confeccionar la plantilla para la próxima temporada y debe hacer frente a “importantes deudas con varios acreedores que, sin haber llegado a acuerdo con los futbolistas, serían imposibles de asumir”. Asimismo, la idea de la Plataforma es celebrar una asamblea de socios para presentar candidaturas y formalizar la que será nueva junta directiva.
Por su parte, la peña Krusadas Boirenses manifestaba ayer que “aínda que queda moito que remar, podemos decir que o CD Boiro segue vivo” y agradecía la labor realizada “a toda a xente que traballou arreo de forma desinteresada tanto dentro como fóra das nosas filas e a quen foi compresivo. Isto é un sentimento e os sentimentos non teñen prezo.Non podiamos morrer no noso cuarto de século”, sentenciaron, en alusión a los 25 años de existencia del club.