lunes 30/11/20

El Ribadumia mantiene en Tercera su inercia ganadora y suma ya 20 partidos invicto

La última derrota del equipo de Luis Carro fue hace más de un año ante el Arnoia. Desde entonces, 14 triunfos y 6 empates
Los jugadores aurinegros celebran uno de los goles de la victoria del domingo en A Senra ante el Choco | jose luiz oubiña
Los jugadores aurinegros celebran uno de los goles de la victoria del domingo en A Senra ante el Choco | jose luiz oubiña

El 20 de octubre de 2019, hace más de un año, el Ribadumia encajaba en casa ante el Arnoia su última derrota en competición oficial. Desde aquel 0-1 que frenaba la escalada en la clasificación de Preferente, el equipo de Luis Carro inició un ciclo triunfal que le llevó a encadenar 17 jornadas seguidas sin perder en Preferente, logrando doce victorias y cinco empates. La racha no solo le llevó a consolidarse en lo más alto de la tabla, sino que una vez finalizada la liga de forma anticipada una vez que se desencadenó la primera ola de la pandemia a principios de marzo, el Ribadumia dio el salto de categoría.

Confinamiento mediante y pretemporada atípica marcada por la falta de amistosos y entrenamientos con contacto, el Ribadumia ha regresado a las competiciones en octubre con la misma tendencia al alza con la que acabó la pasada campaña en marzo. 

Se estrenó en Tercera con las victorias en O Couto ante el Ourense CF por 1-2 y en A Senra el domingo ante el Choco por 2-1. Además, el equipo de Luis Carro empató con el Viveiro en la final de campeones de Preferente, en la que logró su pase a la ronda eliminatoria de la Copa del Rey. La temporada y la categoría han cambiado en A Senra pero la dinámica de resultados se mantiene. La inercia ganadora sigue y el equipo sigue de dulce. Son ya 20 partidos consecutivos (contando la final ante el Viveiro) invictos.

El técnico insiste en que todavía falta mucho trabajo por delante para ver la mejor versión del Ribadumia, pero esto no provoca que el rendimiento en competición se resienta. El Ribadumia sabe sufrir en las fases difíciles de los partidos y encuentra también sus momentos para hacer daño a sus rivales. “Lo mejor es que estos 6 puntos ya no nos los quita nadie”, decía el entrenador vilanovés tras tumbar al Choco con los goles de Álex Fernández y Hugo. Más allá del coliderato en la segunda jornada, que no deja de ser anecdótico, la inercia ganadora empieza a allanar el camino hacia el exigente objetivo de la salvación, que puede conseguir ya en la primera fase de 22 partidos si logra finalizar entre seis primeros. De momento en A Senra no hacen esas cábalas y solo se mentalizan para prolongar la racha el próximo fin de semana en la visita al campo del Atios. 

El Ribadumia no quiere que le coloquen ya el cartel de equipo revelación, pero sus resultados invitan a pensar que puede ser ese recién ascendido que da la cara en cualquier campo como ocurre todos los años. De momento está llevando la ilusión a sus socios y aficionados, que el domingo pudieron disfrutar del equipo en A Senra después de casi 8 meses sin poder hacerlo.

Comentarios