domingo 12.07.2020

Abanca pasará a controlar Nueva Pescanova con el 80% de su capital

La entidad bancaria ha adquirido las acciones que estaban en manos de Caixabank y el Banco Sabadell

Vista de las instalaciones de la sede de Pescanova en Chapela | salvador sas (efe)
Vista de las instalaciones de la sede de Pescanova en Chapela | salvador sas (efe)

Abanca adquirió las acciones que hasta ahora tenían Sabadell y Caixabanc en Nueva Pescanova, por lo que la entidad financiera que dirige Juan Carlos Escotet controlará el 80 por ciento de la compañía pesquera.

En un comunicado, Abanca informó de que la operación se formalizará en las próximas semanas. En ese momento, pasará a controlar mayoritariamente la multinacional con sede en el ayuntamiento pontevedrés de Redondela.

De este modo, la entidad financiera duplica su peso en la pesquera al pasar del 40 al 80% de las acciones. La compra se produce sobre la parte que pertencía al Banco Sabadell y Caixabanc.

Una empresa fundamental

Según explica Abanca, el objetivo de la operación es “salvaguardar una empresa fundamental para Galicia y devolver “los órganos de dirección” a la comunidad.

Así, la entidad que encabeza Escotet culmina el proceso de control sobre la multinacional pesquera, ya que ha pasado de contar con el 5% de las acciones de Nueva Pescanova a, posteriormente, el 40%, cifra que ahora se duplica, lo que le otorgará el control sobre la compañía.

Abanca explica que su “plan” incluye “reforzar la estructura finaciera de la compañía” y “sus principales ámbitos de actividad corporativa y comercial”.

“De acuerdo con su plan, Abanca retendrá una participación importante en el accionarado de Nueva Pescanova para avanzar en la búsqueda de un socio industrial que permita contruir un proyecto de valor a largo plazo desde Galicia”, añade la entidad finaciera.  

La cotización se dispara

El interés de la empresa que preside Juan Carlos Escotet por hacerse con el control de la pesquera, provocó a finales del mes pasado que las acciones de Pescanova SA, la sociedad cartera que tiene como único activo el 1,6% que posee en Nueva Pescanova, experimentasen un vertiginoso repunte del 49,53% en Bolsa. La aspiración de Abanca era alcanzar el 93% de la participación.

Juan Carlos Escotet ofreció entonces 200 millones de euros para comprar las acciones que poseen Sabadell (24,5%); CaixaBank (15,3%); Bank of America (9%) y Brookfield (4%) para hacerse con el control de la compañía que pilota Jacobo González-Robatto.

El banco gallgo poseía el 39,3% del capital tras ir reforzando su presencia en la multinacional. En la presentación de los resultados de 2019 a inicios del mes pasado, Escotet abrió la puerta a ampliar más su posición. “Haremos todo lo necesario para hacer viable esta empresa estratégica”, dijo.

Nueva Pescanova celebró a finales de febrero un consejo de administración en el que, informó “Cinco Días”, se abordó esta operación, tras la reunión las primeras informaciones apuntaban a que las entidades bancarias rechazaran la oferta de Abanca por considerarla baja. La pesquera ultima un plan estratégico tras cerrar 2019 en pérdidas.

Comentarios