jueves 28.05.2020

La Real supera al Athletic con dos goles de bandera

Los locales se volcaron desde el principio en la portería bilbaína

Theo Hernández (a la derecha), lucha por el balón ante el centrocampista del Athletic Club, Iñigo Córdoba  | EFE/ Juan Herrero
Theo Hernández (a la derecha), lucha por el balón ante el centrocampista del Athletic Club, Iñigo Córdoba | EFE/ Juan Herrero

La Real Sociedad ganó el derbi vasco ante el Athletic (22-1) gracias a dos goles de bandera de Mikel Oyarzabal y Willian José que noquearon a los rojiblancos en el primer tiempo.


El partido tuvo todas las características de los clásicos, mucha intensidad en el campo entre jugadores que se conocen bien y también en una grada que tuvo un aire británico en su animación y que empezó a enfervorizarse ya con la versión remozada del himno de la Real antes del inicio.


Imanol Alguacil introdujo en el once titular a David Zurutuza y el centrocampista pelirrojo protagonizó, con un pase de gran calidad, la primera ocasión de Willian José, que quedó solo ante Herrerín pero el fuera de juego invalidó de forma muy ajustada su opción de ataque.
El fruto del dominio local llegó en el minuto 16 cuando Willian José dirigió desde su área una patada a seguir que casi llegó a la parcela rival, Dani García se confió y Oyarzabal entró como un cohete para hacerse con el balón y superar la salida Herrerín.


Oyarzabal hizo así su tercer gol esta temporada a los rojiblancos -los otros dos los marcó en San Mamés- y relanzó en su ánimo al graderío de Anoeta y el Athletic quedó tocado.


Peor parado pudo quedar el conjunto de Gaizka Garitano porque momentos después otro mano a mano de Willian ante Herrerín, en posición legal esta vez, lo desbarató el guardameta rojiblanco evitando que el partido cobrara tintes de mayor dramatismo para sus intereses.

Sin confianzas
No podía dormirse la Real porque su rival estaba tocado pero no hundido y en el minuto 30 tuvo su opción para el empate, en un cabezazo de Córdoba a centro de San José que Rulli evitó que se convirtiera en gol con una buena estirada.


Los jugadores del equipo vizcaíno, que no llegaron a recibir el mensaje porque cuando el primer tiempo finalizaba se produjo el segundo tanto blanquiazul.


La segunda mitad estuvo mediatizada por la intensa lluvia que cayó en algunas fases y el resultado favorable a una Real que gestionó el partido con el marcador y cedió el dominio a los visitantes.


El aviso de Garitano de la primera mitad se confirmó con la entrada en el campo de Beñat y Raúl García, luego se fue Muniain y en el minuto 70 el técnico vizcaíno había consumido sus tres cambios sin que el Athletic lo notara para mejorar.


El choque parecía muy claro para los donostiarras hasta que llegó un penalti señalado a Llorente sobre Iñigo Martínez. El lanzamiento lo falló Raúl García y el duelo pareció decantarse por los locales.

Comentarios