martes 22.10.2019

El último lustro fue el más cálido de la historia moderna

Los datos de la NASA y la Oficina Nacional de Océanos y Atmósfera señalan que todo el planeta sufrió un aumento de las temperaturas y que los termómetros en Europa llevan subiendo desde 1910.

El último lustro fue el más cálido de la historia moderna

el conjunto de los últimos cinco años ha sido el más cálido a nivel global de la historia moderna, desde 1880, según los datos presentados ayer por expertos de la NASA y de la Oficina Nacional de Océanos y Atmósfera (NOAA, en inglés) de EEUU. La temperatura mundial en 2018 fue la cuarta más cálida jamás registrada, colocándose solo por detrás de 2016 (el más cálido), 2015 y 2017.

Así, la temperatura global durante 2018 se situó 0,83 grados centígrados por encima del promedio del siglo XX, lo que significa que el año pasado fue el número 42 consecutivo, desde 1977, que registró una temperatura mundial superior a la media. En su informe, la NOAA subrayó que nueve de los diez años más cálidos en el mundo han ocurrido desde 2005. El documento destaca también que gran parte de Europa, Nueva Zelanda y regiones de Oriente Medio y Rusia registraron altas temperaturas terrestres; mientras que zonas del Pacífico sur y del Atlántico norte y sur también sufrieron temperaturas máximas en la superficie del mar.

En concreto, la temperatura de 2018 en Europa fue la más alta anotada en los análisis de ambas instituciones, con 1,78 °C por encima de la media. La temperatura anual del viejo continente aumentó a una tasa promedio de 0,12 °C por década desde 1910. No obstante, casi se ha cuadruplicado, hasta 0,43 °C, desde 1981.

Durante el siglo XXI, la diferencia entre la temperatura global de la Tierra y el océano alcanzó nuevos máximos históricos hasta en cinco ocasiones (2005, 2010, 2014, 2015 y 2016). A lo largo de los primeros cien años del registro de NOAA (de 1880 a 1980) se estableció un nuevo récord de temperatura promedio cada trece años. Sin embargo, para el período más reciente, entre 1981 y 2018, la frecuencia de un nuevo récord ha aumentado a una vez cada tres años.

Esta situación se reflejó este mismo martes cuando el mundialmente conocido glaciar argentino Perito Moreno  rompió un nuevo récord al alcanzar los 35,6 grados centígrados. Así lo anunció la Organización Meteorológica Mundial (OMM), cuyos servicios están registrando eventos meteorológicos extremos “literalmente a diario” en diversos puntos del planeta, según declaró su portavoz en Ginebra, Claire Nullis.
Las dos últimas semanas de enero estuvieron marcadas por una peligrosa ola de frío en Norteamérica, incendios forestales en Australia y precipitaciones intensas en Sudamérica.

La última novedad es que tras haber sufrido una ola de frío polar que causó al menos 21 muertos, las temperaturas en el este de Estados Unidos han pasado de batir marcas mínimas a niveles particularmente elevados para esta temporada, con hasta 15 grados centígrados en Nueva York.

Comentarios