​Elena Ferro, la dignificación del zueco gallego

Algunos de los zuecos que se pueden encontrar en el amplio catálogo de Eferro

Eferro, la empresa creada por Elena Ferro, zoqueira de Merza (Vila de Cruces), despunta por trabajar con un producto clásico de la tradición rural de Galicia: los zuecos de madera. Un negocio familiar que lleva en funcionamiento desde el año 1915 y del que Elena es la orgullosa tercera generación. “Foi moi fácil para ela seguir co negocio que había na casa porque lle encantaba”, comparte Oriol Pujol, empleado de la tienda de A Coruña, situada en la calle Riego de Agua número 4.


Tienda Eferro


Pero el negocio familiar de Elena casi se vio condenado a la extinción en la década de los 70, como relata Pujol: “Coa chegada da catiúsca, unha bota de goma que chega ata o xeonllo e serve para protexer os pés da choiva ou o barro, deixouse de vender o zoco”. 


Artiu0301culos de cuero Eferro


A la familia Ferro no le quedó otra que reiventarse y centrarse en la marroquinería, un sector que manufactura artículos de piel como cintos y carteras. Una “longa noite de pedra” - como diría el escritor Celso Emilio Ferreiro- que tocó a su fin gracias a los rupturistas e innovadores diseños presentados por Elena, que lograron mantener con vida un oficio tradicional adaptando los zuecos a las tendencias de la moda contemporánea.


Escalera Eferro


¿El truco? Mantener las materias primas con las que se producían los zuecos tradicionales, como “a madera do bidueiro ou o coiro de vacún” pero personalizando cada modelo con colores atrevidos o diseños inspirados en la naturaleza que ofrece Galicia.


Hoy en el amplio catálogo de Eferro puedes encontrar desde zuecos abiertos para mujer hasta tipo bota para hombre. “O precio medio dun zoco é de cincuenta euros. Se lle vamos engadindo extras a cifra pode subir ata os 110 euros, pero iso xa depende de canto o desexe personalizar cada cliente”, destaca Oriol Pujol.


Zocos Eferro


Sin lugar a dudas, el trabajo más difícil que hizo Elena Ferro fue dignificar los zuecos gallegos, dándoles el valor que se merecían, llevando su marca, incluso, hasta grandes pasarelas de moda como la Mercedes Benz -Fashion Week de Madrid.


Efecto Tanxugueiras


Pero lo que no se imaginaban en Eferro es que la histórica participación de Tanxugueiras en la final del Benidorm Fest, con su pegadizo Terra, les ayudaría a aumentar el número de nuevos clientes. “Moitas persoas achéganse ata as tendas de Elena preguntando polos zocos e polas pandeiretas que as Tanxu levaron ao festival”, cuenta sorprendido Oriol.


Pandereta Eferro


Y es que en esta tienda tradicional se venden las pandeiretas que fabrica el taller Sanín de Santiago de Compostela, tienda escogida por Sabela, Aida y Olaia para crear las tres pandeiretas que llevaron a Benidorm.


La importancia de las redes sociales


La correcta gestión de las redes sociales es mucho más importante de lo que pueda parecer, ya que afirmaciones o imágenes desacertadas pasan a representar a una empresa en todos los contextos.

Por eso, desde un primer momento, Elena Ferro no quiso delegar esta importante tarea a terceros. “Todas as redes xestiónaas Elena. En ocasións, a xente sorpréndese de ver que non hai detrás ningunha axencia de comunicación”, destaca Pujol.



“A clave foi apostar pola lingua do país e polo uso da retranca, amosando que co galego tamén se podía saír ao mundo da Internet”, resalta Oriol.


Y para muestra la cantidad de personas que desean participar en el concurso que cada mes Eferro realiza en sus redes sociales. “Cada primeiro de mes sorteamos uns zocos, tanto en Facebook como en Instagram, e o interese da xente cada vez vai a máis”, destaca el trabajador.


​Elena Ferro, la dignificación del zueco gallego

Te puede interesar