Fotógrafo de moda Patrick Demarchelier

El fotógrafo Patrick Demarchelier

Retratista de celebridades conocido por su innata cualidad para resaltar la belleza femenina. Junto con Mario Testino fueron los grandes fotógrafos de moda y del mundo del espectáculo. Mientras Peter Lindbergh fue el creador de las super modelos, Dermar- chelier elevó la valía de sus imágenes con sus magnéticas fotografías.


Nacido en 1943 en Le Havre, Normandía al norte de Francia, se formó de manera autodidacta.


Trayectoria


Su padrastro le regaló su primera cámara analógica Kodak al cumplir los 17 años. En la adolescencia aprendió a revelar negativos y a retocar las imágenes en un pequeño estudio casero, hasta que empezó a trabajar como asistente para una agencia de modelos y a colaborar con semanarios de actualidad como Newsweek. Pero fue otro fotógrafo Hans Feurer que colaboraba habitualmente con Vogue, quien lo introdujo de lleno en el mundo de la moda.


Se trasladó a Nueva York en 1975 colaboró con la revista Glamour, fichó por el grupo Conde Nast con el que trabajó casi toda su carrera. También con Vogue gracias al apoyo de Grace Coddington le catapultó al estrellato.


Su padrastro le regaló su primera cámara analógica Kodak al cumplir los 17 años


Firmó su primera portada en 1977. Firmó la archiconocida campaña de Calvin Klein con una jovencísima Kate Moss que la convirtieron en un icono, aquellas imágenes en blanco y negro con la naturalidad por bandera se han convertido en historia de la fotografía de moda.


Su dominio del blanco y negro, la autenticidad de sus sonrisas, la ausencia de poses hieráticas y calculadas ( algo poco habitual de la época) se convirtió en su seña de identidad. “Las mejores tomas de las sesiones son aquellas que fueron tomadas por accidente”. Esto es lo que vio Diana de Gales, grandísima admiradora suya, le pidió en 1989 que la retratase junto a sus dos hijos. El éxito fue tal que se convirtió en el primer fotógrafo oficial no inglés de la familia real. Las imágenes sirven en la actualidad de fuente de inspiración para la nuevas generaciones de la fotografía.


El dominio del blanco y negro, la autenticidad de sus sonrisas y la ausencia de poses calculadas se transformaron en sus señas de identidad


Regresó a Vogue en 2004 etapa en la que su hijo Victor se convirtió en su segundo imprescindible, también autor de numerosas portadas de discos entre ellas las de Elton John y Céline Dión. Su fama es tal que se le menciona varias veces en la película El Diablo se viste de Prada, en la película The September Issue y hace

un cameo en la serie Sexo en Nueva York.


A lo largo de su carrera ha fotografiado a personalidades como Kate Moss, Anthony Hopkins, Paul Newman, Michelle Obama, Madon- na, Beyoncé, Naomi Campbell, Linda Evangelista, Kate Hudson, Amber Vállela, Gigi Hadid, Giovanna Enge- lbert, Tabitha Simmons, Christy Turlington, Sara Sampaio, Doutzen Kroes, Carla Bruni, Cindy Crawford entre otros... muchos de los cuales ahora le han dedicado unas palabras con buenos recuerdos en sus perfiles de Instagram.


El ministro de Cultura de Francia nombró a Demarchelier Oficial de la Orden de las Artes y las letras en 2007, mismo año en que recibió el reconocimiento Founder ́s Award in Honor of Leonor Lambert del CFDA. 

En 2009, el Petit Palais le dedicó una exposición monográfica, titula- da The Cult of Personality. En 2011 publicó un fastuoso libro Dior Coutu- re. Inmortalizó el mítico Calendario Pirelli en 2014 con Peter Lindebergh. En 2019 la alegría Staley-Wise acogió su última exposición.


Patrick nos deja un legado de imágenes que capturan una época, fotografías hermosas y eternas.

El mundo de la moda se despide del hombre capaz de capturar sonri- sas y personalidad. 

Fotógrafo de moda Patrick Demarchelier

Te puede interesar