miércoles 19.02.2020

La comisión de incendios se cierra solo con el apoyo del PP y el PSdeG

 

La comisión de estudio de incendios y política forestal –creada a raíz de la ola de fuegos de octubre de 2017 que arrasó unas 50.000 hectáreas en Galicia y dejó cuatro fallecidos– se ha cerrado sin consenso de los grupos parlamentarios, al ser apoyado el dictamen solo por el PPdeG y el PSdeG, tras abstenerse En Marea y BNG.

 

El portavoz del PSdeG-PSOE habla con sus compañeros en la comisión  | lavandeira jr. (efe)
El portavoz del PSdeG-PSOE habla con sus compañeros en la comisión | lavandeira jr. (efe)

La comisión de estudio de incendios y política forestal –creada a raíz de la ola de fuegos de octubre de 2017 que arrasó unas 50.000 hectáreas en Galicia y dejó cuatro fallecidos– se ha cerrado sin consenso de los grupos parlamentarios, al ser apoyado el dictamen solo por el PPdeG y el PSdeG, tras abstenerse En Marea y BNG.
Esta comisión quedó constituida el 28 de noviembre y tras el paso de unos 60 comparecientes en los últimos meses ha concluido sin un acuerdo de futuro refrendado por todas las fuerzas políticas. Con todo, de los trabajos de esta comisión salen más de 100 recomendaciones, aunque En Marea y BNG se han desmarcado de algunas de ellas.
“Este es el dictamen del PP” y “no le va a exigir nada al Gobierno que no estuviese pactado”, resumió Xosé Luís Rivas, Mini, del BNG, en sus reproches al texto. En esta línea, el diputado de En Marea Davide Rodríguez criticó las “carencias importantes” del dictamen al no ir al “fondo del problema”, dado que “no fueron quien de hacer un informe de lo que se habló aquí”, de forma que acusa a los populares de seguir los dictados de la Consellería de Medio Rural. Censura que “arrasaron igual que con un incendio forestal” con “la voluntad” que había de llegar a acuerdos.
En cambio, el diputado del PP José González dejó claro que “no es un dictamen del PP”, a la vez que dijo “tender la mano” a los grupos contrarios al texto para que cambien de opinión de aquí hasta el pleno del Parlamento en el que se votará el dictamen.
Por su parte, Xoaquín Fernández Leiceaga (PSdeG) defendió el texto porque se proponen “cambios de relevancia” y “el 80 por ciento” de las recomendaciones son compartidas por todos los grupos. “Hicimos un trabajo bueno”, afirmó.

Discrepancias
Algunos de los puntos sobre los que han mostrado su disconformidad las formaciones de En Marea y BNG son los relativos a las “carencias” que identifican para la mejora del servicio de extinción de incendios, una desprotección de los montes vecinales y que no se ponga coto al eucalipto. Davide Rodríguez ejemplificó que el futuro plan forestal contempla un aumento del ocho por ciento de esta especie.
Rivas incidió también en la falta de “responsabilidades políticas”, “sobre todo por incompetencia en la gestión prolongada en el tiempo y por no dar el giro necesario” con este dictamen. Y es que sostiene que “es preciso un giro de 180 grados” y “este dictamen no da ese giro”, dado que hay “temas centrales que olvida el PP”.
Entre las recomendaciones están la apuesta por una planificación integral del territorio y de los usos del suelo rural.  Los diputados del PPdeG y el PSdeGaprobaron el dictamen que propone, además, dotar de nuevas competencias a la Agencia de desarrollo rural de la Xunta en aras de una movilidad de tierras productivas, y que sugiere conformar nuevos polígonos agrarios y distritos forestales.
Por su parte, el director xeral de Ordenación Forestal de la Xunta, Tomás Fernández-Couto, aseguró que el dictamen salido de la comisión “va a tener peso y va a influir en las futuras políticas a desarrollar” por parte de la Xunta.
En declaraciones a Europa Press, Fernández-Couto explicó que el Gobierno “va a tener muy en cuenta” este dictamen, “en base al conocimiento general de la sociedad”. Sobre el hecho de que no haya un apoyo unánime el responsable de la política contra el fuego cree que demuestra “poca voluntad de consenso” por parte de En Marea y el BNG. l

Comentarios