lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

El episodio de calima se mantendrá mañana en Galicia, aunque llegará un nuevo frente atlántico

Imagen de la calima en el cielo de A Coruña/Patricia G. Fraga

El tiempo de mañana, miércoles, continuará condicionado por la borrasca atlántica Celia, situada en el sur de la península, que dejará precipitaciones persistentes en el área mediterránea peninsular, según la Aemet, que prevé además la entrada de un nuevo frente atlántico por el noroeste peninsular, con más lluvias y calima.


En Galicia el tiempo será nuboso, con probables brumas y nieblas matinales en el interior y cielos turbios por presencia de polvo en suspensión, con lluvias en el noreste, que se pueden extender más débiles y dispersas al resto de la Comunidad.


Cielos naranja

El polvo sahariano de la borrasca Celia, que ya ayer afectó a numerosas zonas del centro y sur de España, ha llegado a Galicia, tiñendo de naranja los cielos de la Comunidad y empeorando la calidad del aire, en algunos puntos hasta niveles de alerta.


Según las estaciones medidoras de calidad del aire que registra Meteogalicia, con datos hasta las 18,00 horas, el aire es 'regular' en el 16,7% del territorio y 'malo' en el 9,5%. La estación de Lalín y la de Cementos Cosmos en Sarria miden una calidad "muy mala" y otra, la de Laza (Ourense), llega hasta la peor situación, con una calidad del aire "pésima" que recomienda medidas "de emergencia".

Entre otros elementos, la entrada de aire con polvo en suspensión se objetiviza en datos como la concentración en el ambiente de partículas sólidas PM10, cuyo tamaño es menor a diez micras. El valor máximo recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en este parámetro es de 50 microgramos por metro cúbico.


Frente a esto, la estación de Laza registra esta tarde una concentración en ascenso, que ya alcanza los 237 microgramos por metro cúbico, casi cinco veces por encima de los máximos de la OMS, lo que califica la situación de 'pésima'.


Con ello, Meteogalicia considera esta situación de "emergencia para la salud pública" y advierte de que la población puede "verse gravemente afectada". Así, recomienda que se eviten estancias prolongadas en el exterior y se evite toda actividad física al aire libre.


Situación mala y muy mala 

Asimismo, según los datos de Meteogalicia, la calidad del aire en Lalín (Pontevedra) es "muy mala", dado que la presencia de partículas en suspensión casi triplica lo recomendado como máximo por la OMS, hasta los 139 microgramos por metro cúbico. En el caso de la estación medidora de Cementos Cosmos en Sarria (Lugo), detecta unos niveles de 111, con calidad del aire también 'muy mala'

En esta situación, entre las recomendaciones oficiales está que se evite toda actividad física en el exterior y se usen medidas de protección, como mascarillas.


En el siguiente nivel, las mediciones de calidad del aire son 'malas' en cuatro estaciones: la de Teixeiro, la de la Torre de Hércules, en A Coruña; la de Fingoi, en Lugo; y la de Xinzo de Limia, Ourense. Las cifras se sitúan en todos los casos sobre el máximo de 50, concretamente en 50, 54, 57 y 98 microgramos por metro cúbico, respectivamente, y se insta a la población a tomar precauciones, especialmente aquellas personas con problemas respiratorios.


Finalmente, la evolución del aire marca parámetros próximos al máximo en seis estaciones: la de Riazor, en A Coruña (48), la de la Escuela de Música de Burela (41), la de San Caetano (50) y la del Campus Sur (40), ambas en Santiago; la de la parroquia de Mourence, en Vilalba (50) y la de la calle Gómez Franqueira de Ourense, con 41 microgramos por metro cúbico. En estos casos, la calidad del aire es 'regular'. 


El episodio de calima se mantendrá mañana en Galicia, aunque llegará un nuevo frente atlántico

Te puede interesar