lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

Los vecinos de As Carrouchas reclaman desde hace más de seis años al Concello de A Pobra la traída de agua

Leoncio acude cada semana con su carretilla cargada de cubos a coger agua a un río | Chechu

Resulta sorprendente que en pleno siglo XXI todavía haya lugares que carezcan de los servicios públicos más esenciales, como abastecimiento de agua y saneamiento de aguas residuales. Es el caso de media docena de casas de la aldea pobrense de As Carrouchas, que llevan más de seis años reclamando las conexiones a la traída general de agua potable y al alcantarillado. Ante la carencia de esta última tienen que echar mano de la solución de pozos negros para la recogida de las fecales, que vacían periódicamente con la bomba que les presta un vecino, pero son conscientes de que podrían estar ante un problema de insalubridad.

En cuanto al agua, hay quienes echan mano de los pozos, pero en el caso de uno de los residentes en la Rúa Mirandela, Leoncio Millán Montero, de 68 años, advierte que se ha dio secando. “Lo que ocurre es que nuestro pozo apenas tiene agua y al darnos un par de ducha y poner una lavadora se queda seco. Si tuviéramos agua no estaríamos con este problema de desabastecimiento, pues hasta que se empezó a secar fuimos tirando bastante bien”, reconoce Leoncio. Precisó que desde hace siete años les están pidiendo al Concello la conexión con la traída de agua, que pasa a unos 60 metros de su vivienda y con la que asegura que se abastece una vecina. “En todo este tiempo hemos tenido dos reuniones con el alcalde, la última de ellas hace tres años y se comprometió que nos iba a poner el agua, pero no tenemos nada. Llamamos al Ayuntamiento y al preguntarnos por quienes somos y lo que queremos les decimos nuestros nombres y que pedimos el agua, y nos dicen que toman nota y que ya nos avisarán, pero no nos hacen caso, aunque ignoro cual es la causa de que se nos trate de ese modo”, precisó antes de añadir que el único servicio básica de carácter público que tienen es el alumbrado.

La solución por la que ha optado para tener algo de agua con la que ir tirando en todo este tiempo en el que señala que el Ejecutivo local “nos somete a una sequía” es acudir a un regato una vez por semana con una carretilla cargada de cubos y calderos para hacer acopio del líquido elemento. También ha comprado un tanque de 130 litros en el que acumula el agua para ir echando mano de ella cuando la necesita. Añade que desde hace mucho tiempo la lavadora sólo la ponen para sábanas y otras piezas de ropa que no pueden lavar a mano, pues para el resto usan este último método.

Representantes del PP de A Pobra acudieron ayer a entrevistarse con esos vecinos para conocer en profundidad su caso y seguidamente denunciaron el “trato injusto, vergonzoso y discriminatorio” pues, aunque es una aldea pequeña, sus vecinos tienen los mismos derechos y necesidades que el resto de ciudadanos. Su portavoz, Manuel Durán, manifestó que no se puede consentir que en el año 2022 los vecinos tengan que acudir a coger agua a un río con cubos “como hacían antiguamente nuestros abuelos y bisabuelos”. El edil popular indicó que el equipo de gobierno no puede alegar desconocimiento, pues hay una moción del PSOE y aprobada por unanimidad en febrero de 2019 en las que, entre otras obras, se incluían específicamente la traída de agua y el alcantarillado para As Carrouchas. 

Los vecinos de As Carrouchas reclaman desde hace más de seis años al Concello de A Pobra la traída de agua

Te puede interesar