lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

Más de 121.400 kilos de alimentos repartidos a familias necesitadas en el año 2021

Imagen de una de las estanterías del interior de la actual sede de A Telleira | Facebook Banco de alimentos de rías baixas

El Banco de Alimentos de Rías Baixas se prepara para su traslado al mercado de Vilalonga, mientras su actividad se sigue desarrollando con la normalidad cotidiana. El año pasado, desde la asociación, se repartieron 121.400 kilos de alimentos a asociaciones benéficas y entidades jurídicas que ayudan a familias necesitadas, más de veinte procedentes de la comarca de O Salnés. Asimismo, este grupo de voluntarios habilitó, debido a la situación de precariedad generada por la pandemia, una nueva iniciativa —la Ayuda de Emergencia Social Alimentaria— con la que suministran a familias necesitadas de la zona de Sanxenxo y Meaño directamente desde el centro.


Sobre el cambio de sede, Dora Pérez Alarcón, presidenta del Banco de Alimentos, quiso “agradecer el esfuerzo del Concello de Sanxenxo, por darnos un local y acondicionarlo, con el gasto que eso supone”. Sin embargo, lo cierto es que esta nueva estancia “se queda pequeña” para el volumen de recepción y salida de alimentos que la asociación maneja cada año. Pérez, confía aún así que en unos años puedan disfrutar de un local mayor que facilite su desempeño diario.


Pese a esto, la directora defiende la implicación del Concello y le parece “maravilloso” el plan de rehabilitación de la zona que el centro ocupa actualmente en A Telleira.


Asimismo, incide en que la institución sanxenxina hace un gran servicio y apuesta decididamente por esta asociación, soportanto una gran carga económica para que el proyecto siga adelante. De igual forma, los concellos de Meaño, Vilanova de Arousa, Cambados y Ribadumia tienen convenios firmados con la asociación, que echa de menos una mayor ayuda de otras instituciones locales de O Salnés en los que el Banco de Alimentos actúa diariamente.


De igual modo, aparte de estos concellos, Pérez no se olvida de empresas que colaboran activamente con el centro, como Mercadona o Froiz, que donan gran cantidad de alimentos; Coren, Caixabank, Paco & Lola o la Panificadora Paco, que lleva al centro pan fresco todos los días. Así como a Eroski y Gadis por las “Operaciones kilo” que se realizan en estos establecimientos y que son “tan necesarios para el banco”.


Sin embargo, la directora también siente frustración por “el elitismo” que, en ocasiones, se da en este trabajo, ya que al no pertenecer a la Federación Española de Bancos de Alimentos (Fesbal), que además no reparte en la zona, ciertas cadenas de supermercados no dejan realizar en sus instalaciones estas “Operaciones kilo” que suponen una gran fuente de alimentos para el centro.


Es necesario señalar que la asociación es una entidad autónoma, que solo está ligada a la Federación Galega de Banco de Alimentos (Fegaban).


De la misma manera, Pérez recuerda que el presupuesto del Banco de Alimentos supera cortamente los 15.000 euros, por lo que los 16 voluntarios habituales tienen que “hacer malabares” para conseguir los productos, que el pasado año ascendieron a las 121.267 kilos de alimentos recibidos, mientras que el banco repartió un total de 121.400 kilos. Asimismo, este presupuesto se ve más comprometido ante la necesidad de contratar a un asalariado a media jornada, debido a la falta de personal y a la alta carga de trabajo diario.


Ayuda directa a familias

Por otra parte, la pandemia afectó a numerosas familias de la comarca a lo que actualmente hay que sumar la subida de precios, por lo que desde el Banco de Alimentos optaron por habilitar una línea de ayudas dirigida directamente a suministrar alimentos o ropa a estas familias sin la necesidad de tener que recurrir a intermediarios.


En este caso, se apostó por personas que se encuentren en los concellos de Sanxenxo y Meaño, en especial por la proximidad con el centro. Entre las unidades familiares en riesgo de exclusión a las que la entidad presta su servicio, además de ciudadanos españoles, hay hasta ocho nacionalidades diferentes, entre las que se encuentran personas que tuvieron que huir de sus respectivos países por amenazas. Entre ellas hay familias con niños e, incluso, personas mayores que viven solas, teniendo una solicitud de servicios bastante amplia.

Más de 121.400 kilos de alimentos repartidos a familias necesitadas en el año 2021

Te puede interesar