jueves 29/10/20

Abal rompe el diálogo con sus socios y sopesa su continuidad en el cuatripartito

Al borde del abismo y con heridas internas difícilmente salvables. El cuatripartito de Cambados está en la UCI pese al encuentro maratoniano del pasado viernes que buscaba puntos de sutura en un gobierno con llagas importantes.

José Ramón Abal cargó duramente contra sus socios de gobierno y anunció que no irá a la reunión del viernes | g. salgado
José Ramón Abal cargó duramente contra sus socios de gobierno y anunció que no irá a la reunión del viernes | g. salgado

Al borde del abismo y con heridas internas difícilmente salvables. El cuatripartito de Cambados está en la UCI pese al encuentro maratoniano del pasado viernes que buscaba puntos de sutura en un gobierno con llagas importantes. Frente a la postura más comedida de sus socios (emplazados a una nueva reunión esta semana) el edil de Cambados Pode, José Ramón Abal, comparecía ayer con toda la artillería pesada para advertir que ya no confía en sus compañeros de gobierno, que se siente ninguneado y que no asistirá al encuentro del viernes. “Todo isto é unha tomadura de pelo. Estamos tristes e decepcionados porque a reunión non serviu para nada”, señaló Abal. Y es que sus fuertes declaraciones parecen dinamitar cualquier opción de solución para el gobierno cambadés, dado que los puentes para el diálogo parecen rotos. “A alcaldesa leu o pacto na reunión e deuse conta nese momento que era portavoz do goberno”, incidió con ironía el edil. Él declaró que “nos puxemos toda a confianza en Fátima Abal para que solucionase o tema, que non era tan difícil, pero non o fixo e non temos garantías de que vaia exercer ela como portavoz cando non o fixo en todo este tempo”. Añadió en este sentido que “tardou demasiado cando é ben sabido que a prioridade dun alcalde debe ser resolver os problemas do seu goberno”.
El concejal también tuvo palabras para el BNG del que advirtió que “está máis preocupado de mirar o seu propio embigo que de buscar solucións” e incidió en que “na reunión do venres apareceron cun documento co que pretendían quitarnos a nós competencias e pescar en río revolto”. Para Somos, como no podía ser de otra forma, fueron los principales dardos. Aseguró que “non recoñecen os seus erros” y los acusó de “facer enxeñería de interpretación do pacto” y de “usar a portavocía do goberno para uso partidista”. De hecho aseguró que “non nos colle de sorpresa a ninguén que a xente pense que o alcalde é Xurxo Charlín e non Fátima Abal”.
Las críticas de Abal fueron muy duras, pero resaltó en varias ocasiones que “non quero facer especulacións sobre o futuro”. Eso sí, señaló que con la situación tal y como está “é moi díficil seguir traballando polos veciños de Cambados” y que esta misma semana dejará en manos de su formación, Cambados Pode, la decisión final. “Se me teño que ir, pois ireime. A ver qué se decide”, zanjó tras dar vueltas a su continuidad en el gobierno, muy fiel a su estilo. Ninguno de sus socios de gobierno quiso hacer ayer declaraciones, aunque está previsto que hablen entre ellos hoy mismo sobre un asunto que se va enquistando día tras día.
“El pacto”
Abal apuntó que en la “tensa reunión” del viernes propuso a sus socios romper el actual pacto y empezar la redacción de uno nuevo. “Non aceptaron”, zanjó. A mayores aseguró que “sentinme especialmente ferido con ataques directos de Somos Cambados que nos acusaba de 5.000 tropelías e conque de repente recoñeceron que estaban en contra da Cidade Europea do Viño porque se gastou moito nela, cando estaba o Orzamento aí e cando se sabía que isto é unha vez na vida”. Y es que para José Ramón el pacto está “máis que claro” y que una portavocía compartida podría solucionar los problemas. Una cuestión por la que sus socios no parecen dispuestos a pasar.

Comentarios