El fallecido en la piscina de un camping de O Grove era pobrense y estaba de campamento con Ambar

Imagen de archivo del helicóptero del 061/ D.A.

Un vecino de A Pobra de 54 años de edad, que responde a las iniciales de C.F.F., falleció ayer por la tarde mientras se bañaba en la piscina de un camping de San Vicente de O Grove. Por el momento se desconocen las causas de la muerte y será preciso esperar a la autopsia, pero no se descarta que sufriera alguna indisposición cuando estaba en el agua y aunque le practicaron maniobras de reanimación durante más de 40 minutos, falleció en el lugar.


El hombre era usuario del servicio de atención diurna de la Asociación Ambar de personas con diversidad funcional y estaba en el establecimiento grovense con otros compañeros como parte de un campamento que habían empezado el lunes.


El 112 Galicia recibió el aviso de que había una persona en apuros y sobre las 16:27 horas movilizó a los servicios de emergencias, entre ellos el helicóptero del 061 y la Policía Local de O Grove, que fue la primera en llegar. Los agentes se encontraron a dos personas realizándole maniobras de reanimación en el borde de la piscina y le tomaron el relevo, con el desfibrilador DESA y la realización de la RCP durante unos 10 minutos hasta que llegaron los sanitarios. Posteriormente llegó la Guardia Civil y la primera ambulancia con médicos del PAC de O Grove, que relevaron a los agentes. Después llegó Emerxencias, la medicalizada procedente de Sanxenxo y la aeronave sanitaria aterrizó en el aparcamiento del camping. Sin embargo, pese a los esfuerzos de los implicados, con más de 40 minutos de intentos por recuperarlo, el pobrense falleció. Desde la asociación indicaron después que carecían de “información veraz” para poder confirmar las circunstancias de la muerte de esta persona “tan querida e que durante tanto tempo formou parte de Ambar”, así que será preciso esperar a la autopsia.


Sus responsables también explicaron que están “moi afectados y consternados” por la pérdida y que en estos días quieren acompañar a sus familiares. De hecho, han declarado tres días de luto y durante este tiempo suspenden sus servicios. 

El fallecido en la piscina de un camping de O Grove era pobrense y estaba de campamento con Ambar

Te puede interesar