El plan especial portuario llega a Costas para la penúltima revisión antes de su aprobación definitiva

Vista del puerto de San Tomé incluido junto al de Tragove en este plan de reordenación de Portos | mónica ferreirós
|

Costas del Estado ya está revisando el Plan Especial de Ordenación de los puertos de Cambados. Portos tuvo que introducir una serie de modificaciones por petición de este organismo y ahora se espera que dé su visto bueno para poder llevarlo a aprobación definitiva y poner fin a lo que ha sido un auténtico “vía crucis” administrativo para el Concello en los últimos seis años.


El documento es crucial para poder construir la nueva plaza de abastos y hace seis años que se iniciaron los trámites, llegando incluso a redactarse dos planes diferentes. Pero el bipartito empieza a ver la luz al final del túnel y espera que Costas responda rápido a la petición de la Xunta de revisión, tras introducir una serie de consideraciones hechas por el Estado al plan.


Trámites siguientes

El concejal de Urbanismo, Xurxo Charlín, llamó el lunes a este organismo estatal para interesarse por su estado y espera que dé su visto bueno en un plazo relativamente corto, aunque advierte que los procesos administrativos siempre llevan su tiempo.


El edil explicó que si da luz verde, el documento debería llevarse a Xunta de Goberno local para su aprobación, remitirlo luego a Urbanismo de la Xunta para que emita un informe, que se espera favorable, y finalmente iría a Pleno para su aprobación definitiva. Posteriormente se abriría el preceptivo plazo legal de dos meses para posibles alegaciones y si se supera sin reclamaciones, quedaría ratificado.


Su consecución es importante para el nuevo mercado, pero también para la ordenación de los espacios portuarios de Tragove y San Tomé. De hecho, se contemplan una serie de actuaciones en ambas zonas para una mejor integración de la zona portuaria con el núcleo urbano y en cuanto a las condiciones de trabajo de los usuarios de los muelles.

El plan especial portuario llega a Costas para la penúltima revisión antes de su aprobación definitiva