Renunciar a la factura del agua en papel ayudará a pagarla a quienes tengan dificultades

El Concello de Cambados y la empresa concesionaria del agua, Viaqua, firmaron ayer un protocolo que permitirá mantener el suministro a quienes no puedan pagar las facturas

Renunciar a la factura del agua en papel ayudará a pagarla a quienes tengan dificultades
La firma del convenio fue ayer en el Consistorio | gonzalo salgado
La firma del convenio fue ayer en el Consistorio | gonzalo salgado

El Concello de Cambados y la empresa concesionaria del agua, Viaqua, firmaron ayer un protocolo que permitirá mantener el suministro a quienes no puedan pagar las facturas del servicio en caso de necesidad económica. Las cantidades a las que las familias en apuros económicos no puedan hacer frente serán asumidas directamente por un fondo social que la empresa crea gracias al ahorro que prevén en la reducción de la emisión de facturas en soporte papel. 
Se trata de una acción impulsada por la concesionaria, pionera en la provincia de Pontevedra y del que solo existe un precedente en Galicia en el caso del municipio de Barbadás (Ourense). 
Colaboración vecinal
El acuerdo fue firmado ayer por el concejal de Servizos Sociais, Tino Cordal, y por el director de Viaqua, Julio Masid. Este último indicó que la empresa acompañará  la próxima factura de un comunicado en el que informará de los cambios en las políticas de facturación: Por defecto se emitirá solo digitalmente, por lo que no llegará a los domicilios en papel. De forma que quienes quieran conservar la forma postal tradicional, deberán comunicarlo a la empresa. 
Con cada usuario que renuncie al papel, la empresa ahorrará alrededor de un euro, cantidades que irán íntegras al fondo social. En Cambados, actualmente, de 4.500 usuarios, 600 cuentan ya con facturas electrónica.
La empresa espera poder mantener un fondo social de unos 2.000 o 3.000 euros. 
Cordal subrayó que la atención social es uno de los “pilares” del gobierno cambadés, destacando otras acciones como la creación de un plan de emergencia social, un incremento del 20 % en estas políticas y aumento de las ayudas benéfico asistenciales. l