domingo 22.09.2019

El riesgo de derrumbe de una vivienda obliga a cortar al tráfico un vial en Arra

El Concello trata de localizar al propietario para obligarle a su derribo ante los graves daños en la estructura
Un efectivo de Emerxencias precinta el acceso al vial en el que se encuentra la vivienda de Arra | cedida
Un efectivo de Emerxencias precinta el acceso al vial en el que se encuentra la vivienda de Arra | cedida

El riesgo de derrumbe de una vivienda de dos plantas en Arra obligó ayer al Concello de Sanxenxo a ordenar el corte de un vial en Arra, el que comunica con el lugar de Catadoiro. La decisión se tomó ante el riesgo de derrumbe que presenta el inmueble que está completamente abandonado. Los vecinos fueron los encargados ayer de poner la voz de alarma una vez más ante los riegos que supone el deteriorado inmueble y denunciar el caso ante el Concello de Sanxenxo.

No es la primera vez que ponen en manos de la administración lo que supone un “peligro” en la zona. En 2017, los vecinos denunciaron la caída de cascotes e incluso cristales de la ventana provocando daños en vehículos que se encontraban estacionados en la zona. Una grieta recorre uno de los laterales de la fachada que ya registra un ligero desplazamiento, pero no es la única fisura en las paredes.

Las ventanas tienen la estructura muy dañada al igual que el tejado y la chimenea que se encuentra sin apenas cimentación que las sujete.

Tras la queja formal en el registro del Concello de Sanxenxo, hasta el lugar se desplazaron ya en 2017 técnicos municipales para recabar información y datos para la apertura de un expediente en el que abordar la posibilidad de una rehabilitación o del derribo.

Sin embargo, en la actualidad se agravaron los daños estructurales y existe un riesgo de derrumbe que dejaría descartada la opción del acondicionamiento.

Fuentes municipales, anunciaron que ayer que la intención es tratar de localizar al dueño del inmueble para buscar una solución para esta casa y poder reabrir el vial en condiciones de seguridad, aunque fuentes municipales explican que lo más probable es que haya que derribar la casa debido a los graves daños que presenta.

En todo caso, la demolición de la vivienda debe correr por cuenta del propietario que hasta hace dos años vivía en una vivienda anexa a esta e incluso accedía al inmueble que ha obligado ahora precintar el vial. En caso de que no lo haga, el derribo debería asumirlo el Concello de Sanxenxo para luego pasarle la factura al dueño. Efectivos de Emerxencias se desplazaron ayer por la tarde a la zona para precintar el vial e impedir el tráfico en la zona hasta que se encuentra una solución que garantice la seguridad. l

Comentarios