lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

La rotura del geodestino hace saltar por los aires la convivencia de Mar de Santiago y la Mancomunidade

Durán culpa al órgano comarcal de excluir a Vilanova en un folleto, pero Giráldez aseguró que el papel es “falso” | m. ferreirós

Hacía tiempo que el alcalde de Vilanova, Gonzalo Durán, no comparecía ante los medios para avivar una polémica política. Ayer, la denuncia pública de la Mancomunidade culpando a Mar de Santiago y a la Xunta de dividir el geodestino de O Salnés funcionó como resorte. No era para menos.


El divorcio de las partes, aunque silente en los últimos años, era claro desde el alumbramiento del mandato. La votación de Meaño, en la que el apoyo de ediles del PP a vocales del PSOE terminó decantando la pérdida del gobierno comarcal para los populares, en favor de la socialista Marta Giráldez, fue un trago difícil de digerir para los conservadores. Primero, se cobró la expulsión del alcalde meañés de sus filas. Después vino la separación política plena de Vilanova de aquel órgano hasta entonces de consensos. Los vocales de Vilanova nunca llegaron a tomar posesión de sus actas en el Pleno de Exposalnés: No reconocen la legitimidad de Giráldez como presidenta. Ayer Durán volvió a reiterarlo, “no acepto la elección de Marta”, calificando el ascenso de la directiva socialista como “poco democrático”. Los recursos presentados no prosperaron, pero los conservadores siguen viendo una operación de “transfuguismo” que la aritmética confirma, más allá del secreto de la polémica votación en urna.


Durán: “Yo ya sé que el principal problema de Marta Giráldez es su carácter, que tiene asustados a los vecinos”


En ese clima vio la luz Mar de Santiago, un proyecto que Durán aseguró ayer que llevaba ideando desde bastante antes. Pero que nació entonces. Vilanova no estaba políticamente en la Mancomunidade, así que buscó alianzas en Ulla-Umia, con Catoira, Valga y Cesures, para seguir haciendo lo que tan bien había funcionado: El impulso turístico de la comarca durante los mandatos de Durán, que pocos niegan y que él mismo ayer, disculpando la inmodestia, se encargó de resumir: “Yo soy una pieza fundamental, y creo que nadie lo puede negar, de que el Xacobeo haya hecho proyecto y turismo en esta comarca. Antes de llegar yo a la Mancomunidade no había nada”.


Aunque potente en ideas, el alumbramiento de Mar de Santiago no dejó de verse en la Mancomunidade como la cristalización del divorcio, que llegó a forzar situaciones como dos comitivas arousanas en una misma feria turística promocionando un mismo remonte del Ulla. Nadie había objetado nada, en público, hasta esta semana, cuando trascendió la fractura del geodestino.


“Nadie me ha llamado”

Con las cartas por fin boca arriba, ayer fue Durán el que dio su punto de vista. “Nadie de la Mancomunidade me ha llamado”. “No han hecho ni un solo acto en Vilanova en todos estos años”. El regidor se mostró dolido y justificó en ese supuesto vacío el que Vilanova buscase sus habichuelas en otro sitio. El vilanovés tiró de metáfora: “Si no me dan trabajo en una empresa, me marcho a otra, todos tenemos que comer”.


“Dicen que hay que unir”, pero, siguiendo con otro símil, dijo que “cuando alguien quiere mantener a un cliente en el negocio, lo que hay que hacer es convencerlo, no insultarlo” o tratarlo “a patadas”. Así se siente Vilanova.


Preguntado si facilitaba también el acercamiento de las partes el hecho de que el gobierno de Vilanova no reconozca a la presidenta comarcal y no se haya tomado posesión en Exposalnés, respondió que, pese a ese distanciamiento político, “nosotros no hemos dejado de pagar las cuotas, somos socios de pleno derecho”. Y más: Que con el dinero que Vilanova también echa al saco comarcal, se han financiado, aseguró, campañas de promoción que discriminan o directamente ignoran a Vilanova y sí aúpan a Vilagarcía. Mostró entonces unos carteles de promoción del Camino Portugués a Caldas, por la Vía Verde, con Vilagarcía, puenteando a Vilanova. “Esto lo hizo la Mancomunidade”. Y es importante la atribución, porque Giráldez negó ayer la autoría mancomunada de esos carteles, asegurando que Durán exhibió un papel “falso”.


“Gente sin ideas”

Vilanova justificó también su distanciamiento con la Mancomunidade en que se trata de una entidad cuya gestión “fracasa”.


El popular lamentó que “esta gente sin experiencia” no apostase por “consultarnos” o aprovechar el rodaje de estos años de los conservadores. Así, intentó socavar al equipo socialista también en su “falta de ideas”. Alabó el trabajo de los empleados de la Mancomunidade: “Puede haber buenos marineros, pero si falla el capitán...”, ironizó. “La Mancomunidade tiene falta de ideas, no hay nada nuevo, no innovan, siempre hacen los mismos vídeos”.


Vídeos que tiran y los que no

El asunto de los vídeos y las redes sociales dio para otro capítulo. El vídeo promocional de Mar de Santiago acumuló el pasado año en Facebook, dijo, “20.500 visualizaciones”. El último promocional de la Mancomunidade, 166. “Y seguro que el nuestro fue más barato. ¿A cuánto dinero le sale cada reproducción?”, preguntó con sorna. “No saben gestionar y yo no pierdo el tiempo, veo que no son capaces y me busco la vida por otro lado”, dijo en alusión al nuevo proyecto supramunicipal con Ulla-Umia.


Embarques “ilegales”

Finalmente, aseguró que el gobierno comarcal “nos amenazó” cuando dijeron que “van a quitar a los peregrinos de subir al barco en Vilanova”. “Mirad, nosotros no habíamos dicho nada hasta ahora, porque todo el mundo tiene que vivir, pero no sé si cumple la legalidad subir a los pasajeros” donde plantean. Aventuró que ni A Illa, ni Cambados ni Carril disponen de “estación marítima o pantalán de embarque de pasajeros”, “no lo han trabajado, como nosotros”. “¿Cómo van a subir peregrinos, entonces?”. “Les aconsejo que miren eso de los barcos, porque como se haga daño alguien en un sitio no autorizado...”. A la vista de todo ello, no parece pronta la reconciliación.


Giráldez acusa a Durán de exhibir un cartel promocional “falso” y atribuirlo a su equipo 


La presidenta de la Mancomunidade, Marta Giráldez, salió ayer mismo al paso de la comparecencia del vilanovés. “A min Gonzalo Durán, lección, ningunha. Recoñezo que son unha alcaldesa recén chegada, pero polo de pronto consigo que o meu Concello pague aos proveedores en tres ou catro días”; frente al año de espera de Vilanova. También defendió su gestión comarcal y “ampliación de servizos”, adjuntando un extenso documento de las actividades puestas en marcha por la directiva.


Giráldez quiso responder, especialmente, a dos “mentiras” que considera de bulto. Primero, el vídeo. Durán afeó que la Mancomunidade gastase fondos para un audiovisual que vieron tan solo 166 personas en Internet. Explicó lo qué ocurre: Que se trata de un vídeo “oculto”, colgado para poder exhibirlo en Fitur, pero no presentado ni promocionado, esto es, nadie sabe que existe, ni se ha movido todavía en redes. No se ha divulgado. La presentación se demoró primero por el covid que sufrió la presidenta y después por otras cuestiones y ahora esperan presentarlo de cara a Semana Santa.


Cartel “falso”

La otra cuestión, nada menor, fue sobre la crítica, y exhibición por parte de Durán, del cartel promocional puenteando Vilanova. “Non é da Mancomunidade. A Mancomunidade nunca fixo nada sobre o Camiño Portugués”. “Ten que recurrir a un folleto falso”, que especula con si “fixo el ou algún lazarillo que ten arredor. Paréceme lamentable”.

La rotura del geodestino hace saltar por los aires la convivencia de Mar de Santiago y la Mancomunidade

Te puede interesar