miércoles 11.12.2019

Un sanxenxino sacará al mercado el primer aceite de oliva de O Salnés

Carlos Pérez cuenta con 2.660 plantas oliva arbequina en Aios y Gondar del que espera extraer 150 litros este año
Una planta de oliva arbequina en una de las fincas de cultivo de Carlos Pérez | cedida
Una planta de oliva arbequina en una de las fincas de cultivo de Carlos Pérez | cedida

Un sanxenxino, Carlos Pérez, se encargará de llevar al mercado el primer aceite de oliva de O Salnés. Será el próximo mes de febrero cuando se calcula que salga de una almazara de Melón (Ourense) la primera partida de este aceite virgen extra y exprimido en verde con olivas cultivadas en dos fincas de Aios y Gondar. “Después de darle muchas vueltas decidí producir yo el aceite que cultivo y no venderlo a ninguna marca. Se trata del primer aceite de O Salnés”, explica Pérez.

Desde hoy y hasta el sábado se recogerán las olivas y se transportarán hasta una pequeña almazara ourensana en donde se prevé que se extraiga entre 100 y 150 litros de oro líquido. De aquí saldrá ya envasado en botellas de 250 mililitros con destino a un mercado delicatessen y gourmet. “Ya he hablado con varios establecimientos que venden delicatessen y están interesados”, apunta. El precio que alcanzará en el mercado se moverá entre los 6 y 7 euros por botella.

Carlos Pérez lleva comprobando desde hace cuatro años la rentabilidad del producto y ha decido dar el paso a la producción, envasado y comercialización de la oliva. “Empecé con 1.440 plantas y este año he plantado 1.200 más. La idea es seguir incrementando la producción con más plantas hata alcanzar los 2.000 litros de aceite al año”, indica.

Pérez destaca el auge de una producción que crece cada año en O Salnés y que se convierte como una clara opción de futuro para el agro de la comarca. La planta de oliva arbequina no alcanza los dos euros y encuentra en terrenos como Noalla, Vilalonga e incluso Meaño buenos aliados para su producción. “En Simes (Meaño) está una de las primeras producciones de oliva arbequina de O Salnés. Lo único que necesita es un terreno que no se encharque y en la Galicia alta hay muchos con estas características”, apunta.

¿Eira do mar?

Carlos Pérez no tiene claro todavía el nombre con el que finalmente lanzará el aceite de oliva virgen extra al mercado. “He pensado en Eira do mar, pero todavía no lo tengo decidido”, apunta. Si la producción sigue respondiendo como hasta ahora, el objetivo de Carlos Pérez es realizar todo el proceso en Sanxenxo y contar con una almazara propia en la que completar la producción del aceite e incluso el envasado. l

Comentarios