lunes 01.06.2020

Las ventas de Rías Baixas en EEUU caen un 5 % por los aranceles de Trump

La DO inicia un año con complicaciones, derivadas del coronavirus y el Brexit, pero confía  en superarlas 
Stand de la DO Rías Baixas en una feria promocional  | cedida
Stand de la DO Rías Baixas en una feria promocional | cedida

El aumento de los aranceles en Estados Unidos ya ha tenido sus efectos en la DO Rías Baixas. Según el Consello Regulador, las ventas cayeron un 5 % entre noviembre y diciembre del año pasado en comparación con 2018 y señalan directamente a ese incremento de un 25 % de los impuestos a miles de productos españoles. De hecho, desde el órgano señalan que, si bien existe una sensación de crecimiento por parte de las administraciones, les está afectando “mucho” a los vinos españoles y a todos los gallegos, que no se libran de las excepciones estipuladas por el gobierno de Trump.

Recuperación en febrero

A juicio de su presidente, Juan Gil de Araújo, el problema se está tratando “con cierta frialdad porque hay sectores ciertamente afectados”. A pesar de ello mira con esperanza al mes de agosto, cuando se va a revisar la medida y confía en su “capacidad de trabajo, en nuestro equipo de marketing y en los equipos comerciales de las bodegas para, al final, seguir creciendo como hasta ahora y superar todas las dificultades que vamos encontrando”. Y es que, aunque en enero “bajaron un poco” las ventas, en febrero “se recuperó”, aseguró.

Porque la denominación se ha encontrado con un inicio de año complicado. Además de los aranceles de Estados Unidos, que han supuesto una caída del 5 % en las ventas solo entre noviembre –cuando entró en vigor la norma– y diciembre; una cifra nada desdeñable, tal y como explicó el director general, Ramón Huidobro, han ido surgiendo otros inconvenientes. Uno de ellos es el Brexit, aunque el Consello confía en que las negociaciones de la Unión Europea con Inglaterra resulten favorables. Y otro más reciente es el nerviosismo generado por la expansión del coronavirus y su efecto sobre la relaciones comerciales.

Efectos en las ferias

Para empezar, eventos importantes para su promoción, como la feria alemana Prowein, se han aplazado y la DO no es ajena a los efectos que está teniendo sobre el consumo y en la distribución mundial de productos, y la exportación es una pata muy importante para el sector pontevedrés. Huidobro recordó que solo Estados Unidos supone para Rías Baixas un 10 % de las ventas totales y un 27 % en exportaciones. De hecho, hoy por hoy, lo que más les inquieta es el aumento arancelario en el país norteamericano. Ya no solo por las ventas, que las bodegas intentan salvar buscando nuevos nichos de mercado, sino porque los importadores “van a buscar alternativas en países no afectados por la medida, como Portugal”, explicó el director general, quien ya alertó hace tiempo de esta posibilidad. Este también trasladó que existen “quejas” en el sector por la “falta de información general” de las administraciones sobre este asunto.

Aún con todo, Rías Baixas encara con optimismo un nuevo año y en los próximos meses estrenará una nueva campaña publicitaria, con nuevos spots, diseños e ideas “atractivas y llamativas”.

Comentarios