La Xunta compra “Santa” de Asorey por 6.000 euros, pero quedará en Uruguay

La obra “Santa” cuando llegó para la muestra del Gaiás en 2019 | cedida

La Xunta ha comprado la obra “Santa” del escultor cambadés Francisco Asorey y que formaba parte del patrimonio de la Casa de Galicia de Montevideo (Uruguay). El precio ha sido de 6.000 euros y la operación supone salvaguardar la insigne escultura para disfrute público pues, de lo contrario, su destino hubiera sido la subasta, como ya ha sucedido con otros bienes de la institución para saldar la deuda millonaria que desembocó en su cierre.


El acuerdo de compra-venta solo está pendiente de formalización; una gestión que requiere de la presencia de autoridades del gobierno gallego en el país sudamericano. Además, la pieza forma parte de un lote mayor adquirido a un precio total de unos 26.000 euros y que incluye otras obras que son símbolo y patrimonio de la emigración gallega.


Precisamente por esto, la escultura del cambadés se quedará en Montevideo, pero supone una buena noticia porque la operación evita que caiga en manos privadas y también le confiere una protección superior, que ya le habría dado incluso la administración uruguaya con una figura similar al Bien de Interés Cultural (BIC) existente en el ordenamiento español.


Para hacerse con estas obras, la Xunta realizó una negociación directa con la administración concursal y el juzgado que lleva la liquidación de la Casa de Galicia, cuyo patrimonio se está subastando para saldar la millonaria deuda contraída en los últimos años y con el Estado como principal acreedor. De hecho, hace unos días que Círculo Católico se hizo con el sanatorio principal por 13 millones de dólares. Cabe recordar que la entidad fundada por emigrantes gallegos no solo es un ente recreativo y social; una de sus principales actividades era la de mutua de asistencia sanitaria.


La obra de Asorey se encontraba en la entrada del hospital, pero el nuevo propietario deberá reubicarla en unas instalaciones en condiciones para garantizar su conservación y también su divulgación.


Satisfacción en la asociación

Consultados sobre esta noticia, desde la Asociación Asorey y la familia del artista se mostraron “contentos” porque será “patrimonio de todos los gallegos, aunque tenga que ser en Uruguay”, declaró su secretario, Vicente Pérez. Además, esperan que la Xunta la vuelva a traer en alguna ocasión para una estancia temporal, como ya hizo en la exposición del Gaiás de 2019. Pero también indican que de este modo se cumple el deseo del propio escultor, que en 1951 la donó al centro de Montevideo por mediación de los médicos Varela Radío y Baltar, que eran amigos suyos y tenían vínculos con la directiva del aquel momento.


De madera policromada, es una de las obras más relevantes de la escultura gallega, aunque fue muy controvertida en su momento y, de hecho, estuvo aparcada en el taller de Asorey durante 25 años. La había presentado junto al “San Francisco” a las Exposiciones Nacionales de Bellas Artes de Madrid de 1926, que le dio la Primera Medalla, pero “Santa” casi le cuesta un disgusto. Su desnudez horrorizó a la reina Victoria Eugenia, que sí quedó maravillada con la escultura religiosa. Pero precisamente fue su concepción y su simbología y la representación que hace de la mujer gallega lo que la hace tan especial y la situó en la vanguardia, según estimaron los críticos de la época.

La Xunta compra “Santa” de Asorey por 6.000 euros, pero quedará en Uruguay

Te puede interesar