lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

Denuncian esperas de hasta cinco horas para poder poner una queja por la factura de la electricidad

Una de las reclamaciones presetnadas ayer ante Consumo

Usuarios de Naturgy denuncian esperas de hasta cinco horas para poder poner una reclamación. Cerca de las cinco de la tarde de ayer, la oficina situada en Alexandre Bóveda era un hervidero, pese a que las mayores colas se registran por la mañana. Allí se encontraban dos personas que llevaban en las instalaciones de las once de la mañana y que tuvieron que esperar hasta primera hora de la tarde para poder presentar su queja.

El colapso en la oficina afecta tanto a usuarios como a trabajadores. Dos personas atienden un aluvión de reclamaciones constantes durante los últimos meses. Tanto por los recibos que no llegan como por los que sí llegan, pero desmesurados.

A estos problemas se suman las propias trabas a la hora de quejarse. “Veño desde Caldas e non podo vir pola mañán porque traballo. Agora levo aquí desde as tres e arríscome a que cheguen as cinco, pechen a porta e marchen porque se acabou o horario de atención ao cliente”, explica una de las afectadas.

Muchos optaron ayer por poner reclamación ayer también por este motivo. “Personal insuficiente ante tanta demanda. Una mesa sin trabajador constantemente. Condiciones de atención al público deplorables, a la intemperie todos los usuarios”, explica una de las hojas que se envió ayer a Consumo. Otra, firmada por varios reclamantes, hace hincapié en la “saturación permanente de la oficina”, sea cual sea la hora.

Pero también del servicio telefónico, que directamente no funciona. “Non da chamada”, explica una de las usuarias, que señala que otra cliente que pidió cita por internet se encontró con que se la daban para el 1 de abril. El sistema de cita previa desapreció directamente de la oficina.



Lecturas estimadas


Esta situación lleva a muchos usuarios a perder la paciencia y ayer incluso se llegaron a vivir momentos de tensión en la oficina vilagarciana. “As traballadoras non teñen a culpa”, explica uno de los clientes que estaba en las puertas, a la espera de ser atendido.

La mayor parte de los problemas que se atienden en la oficina tienen que ver con dos situaciones. La primera es que muchos usuarios llevan meses sin recibir una factura, algunos desde el verano, y temen tener que pagar cantidades ingentes.

Otros, denuncian recibos con lecturas “estimadas, pero estimadas sempre á alza”. La opción que le dan desde Naturgy es que ellos mismos hagan la lectura, para lo que tienen que pedir la llave del contador y, al mismo tiempo, subir la foto de la lectura a la web de la compañía. Un sistema que, inciden los afectados, no es apto para todos los usuarios y que, además, “non sempre funciona, porque a web tamén vai como vai”. Además, reivindican que se trata de un servicio “polo que pagamos e que, ao final, temos que facer nós”.

Son circunstancias que se dan día a día en la oficina de la electricidad y que, lejos de mejorar, se agrava con el tiempo. 

Denuncian esperas de hasta cinco horas para poder poner una queja por la factura de la electricidad

Te puede interesar