jueves 05.12.2019

Rafael Louzán: “Vilagarcía atópase nunha encrucillada: O caos ou o Partido Popular”

Unidad de acción y no solo en el gobierno local, sino también en el resto de administraciones, como la Xunta y la Diputación de Pontevedra, es lo que escenficaron ayer Tomás Fole, Alfonso Rueda y Rafael Louzán en un acto con simpatizantes que tenía como objetivo presentar un balance de los cuatro años de gobierno de la gaviota en Vilagarcía.

Rafael Louzán: “Vilagarcía atópase nunha encrucillada: O caos ou o Partido Popular”

Unidad de acción y no solo en el gobierno local, sino también en el resto de administraciones, como la Xunta y la Diputación de Pontevedra, es lo que escenficaron ayer Tomás Fole, Alfonso Rueda y Rafael Louzán en un acto con simpatizantes que tenía como objetivo presentar un balance de los cuatro años de gobierno de la gaviota en Vilagarcía. Un mandato que empezó, recordó Fole una vez más, con un escenario “muy duro” no solo en el ámbito económico, con “820 euros de deuda por habitante, ocho millones de facturas pendientes de pago, cuatro y medio de déficit y 28.000 recibos prescritos”, sino también en el social y el laboral. Una plantilla “desorganizada”, en palabras de Tomás Fole, y sobredimensionado, según Louzán, que considera que hay el doble “e incluso o triple” de trabajadores “dos que debería ter”.
Un panorama que Tomás Fole dijo encontrarse tras cuatro años en los que el bipartito “recibió más de diez millones del Plan E” de los cuales “1,2 los destinó a remodelar la casa de Doctor Carús aún no se sabe para qué. Ese es el total del dinero con el que contamos nosotros en 2014”, se lamentó el alcaldable popular, que de nuevo hizo referencia a la mala gestión de asuntos como la Praza de Abastos o Luz Salgada. “Hubo grandes obras que no se pudieron hacer porque había división en el gobierno”, apuntó Fole. Frente a eso, según el alcaldable de la gaviota, la gestión del PP se caracterizó por la unidad y con “poquito, casi nada, hicimos mucho”. Lo cual fue posible gracias a la coordinación de las administraciones. “Dolores nunca me chamou”, dijo Louzán en referencia a la anterior alcaldesa lo cual corroboró Rueda para hacer  hincapié en la importancia de que las administraciones tengan “una buena relación”.
Tras el balance, y aquí Louzán también hizo un repaso de las obras de la Diputación, olvidándose de los trabajos en las inmediacioens de la iglesia de Cornazo que le recordó un espontáneo del público, llegó el tiempo de las promesas. La parcelaria de Solobeira fue una de los compromisos de Louzán, que avanzó también que “o alcalde e eu visitaremos Rubiáns xunto co delegado de Educación. Vaise facer o pabellón do colexio, pero non porque griten máis, se non porque ten que facerse” dijo para criticar que “fíxose un Hospital que carecía de servizos e agora a culpa de que non haxa aparcamentos é do Partido Popular”.
Rueda, por su parte, anunció que se dotará a Protección Civil de dos nuevos coches, una moto y una zodiac. Una serie de gestiones que los populares vendieron como alternativa “a un gobierno de cinco o seis”, en palabras de Fole, “bipartitos ou caralladas”, según Louzán. “Vilagarcía está nunha encrucillada: O caos ou o Partido Popular”, dijo el presidente provincial. que pidió a los suyos un esfuerzo de “catorce días”. “Nunca o tivemos fácil. Temos que gañarlle a todos”, sentenció.

Comentarios