jueves 21/1/21

Ravella promete a la hostelería estudiar otras líneas de ayuda para paliar el efecto de las restricciones

Desde hoy se permite la apertura de los bares de forma limitada, pero muchos van a seguir cerrados
La hostelería ya ha decidido adoptar medidas de protesta contra las restricciones impuestas | gonzalo salgado
La hostelería ya ha decidido adoptar medidas de protesta contra las restricciones impuestas | gonzalo salgado

El gobierno local de Vilagarcía se reunió ayer con representantes de la hostelería local para estudiar de primera mano posibles nuevas ayudas que ayuden al sector a paliar los efectos demoledores de la crisis sanitaria en sus negocios. Y es que, tal y como se pudo ver tras la reunión de los hosteleros el miércoles en A Peixería, prácticamente nadie está conforme con las medidas de “alivio” que la Xunta ha dictado para Vilagarcía en materia de apertura de bares y restaurantes. Precisamente desde hoy mismo estos negocios pueden abrir sus puertas tanto en interior (con un aforo de un 30%) como en las terrazas (con el 50 %). Eso sí, deberán estar cerrados a partir de las cinco de la tarde. Unas restricciones que el sector hostelero vilagarciano considera “abusivas” y totalmente lesivas para sus negocios. Una percepción que, en la reunión mantenida ayer con el alcalde, Alberto Varela, y con la edila de Promoción Económica, Alba Briones, es compartida por el gobierno local. 

La cuestión es que los hosteleros consideran que con los aforos y horarios impuestos a partir de hoy -y hasta nuevo aviso- el margen de beneficio es nulo y en cambio sí se incrementarían los costes fijos por la necesidad de incorporar personal que ahora está en ERTE. A esto se une que con estas condiciones desfavorables los negocios seguirán acumulando pérdidas y, al volver a abrir, perderán o verán reducidas las ayudas comprometidas por la Xunta.

Desde el gobierno local reconocían a los representantes del sector que el margen de maniobra de la administración local a nivel económico es limitado para establecer ayudas que pudiesen solucionar por completo la situación. De hecho, y así lo insiste Ravella, entienden que es algo que deben asumir desde las administraciones superiores que son las que dictan las normas sanitarias y las correspondientes restricciones. En todo caso desde el Concello se comprometieron, una vez tengan una previsión fiable de los gastos e ingresos de cara a 2021, a estudiar posibles nuevas ayudas.

La mayoría no abrirá
Lo cierto es que teniendo en cuenta el temporal de viento y lluvia que imposibilita prácticamente por completo el consumo en terrazas es poco probable que sean muchos los establecimientos hosteleros que abran hoy sus puertas en localidades con esta actividad limitada únicamente al exterior como son O Grove, Sanxenxo y Cambados. En Vilagarcía la mayoría ha anunciado que tampoco subirán la reja y habrá que esperar a hoy para ver finalmente cuantos optan por volver a la actividad después de un mes cerrados.

     Cabe recordar además que desde hoy se modifican los cierres perimetrales vigentes hasta ahora. Así pues la movilidad está limitada dentro del perímetro de Vilagarcía y Vilanova, Cambados está solo en el cierre y después Sanxenxo y O Grove tienen cierre conjunto, al igual que Meis, Meaño y Ribadumia.

     Por otra parte la evolución de la pandemia en la comarca continúa siendo muy irregular. En la última jornada Vilagarcía sumó dos contagios más y tiene un total de 82 casos activos; en Cambados también suben uno y se colocan en 61; en O Grove bajan en 3 y tienen 41 infectados por coronavirus, mientras que Sanxenxo también baja y se coloca en 87. Vilanova se estabiliza con 18 casos activos. En Boiro han cerrado parques y suspendido actividades ante el aumento de casos.

Comentarios