jueves 04.06.2020

Una batea a la deriva encalla en Carril y destroza parte del paseo marítimo

Los restos de una batea se empotraron ayer contra el paseo marítimo de Vilagarcía destrozando parte de los pivotes que separan la zona peatonal del mar.
la batea apareció varada de madrugada contra el paseo marítimo, en carril
la batea apareció varada de madrugada contra el paseo marítimo, en carril

Los restos de una batea se empotraron ayer contra el paseo marítimo de Vilagarcía destrozando parte de los pivotes que separan la zona peatonal del mar. El fuerte temporal que sacudió la costa arousana en las últimas horas provocó el desprendimiento de esta plataforma de la que, de momento, se desconoce su procedencia al carecer las partes que se recuperaron de la pertinente identificación. La batea apareció varada en el tramo del paseo que hay justo enfrente del parque infantil próximo al Hotel Carril. El primero de los inconvenientes para hacerse cargo de la situación fue averiguar qué administración tenía competencia en el asunto al estar la plataforma en una zona de Costas. Finalmente fueron los miembros del servicio de Emerxencias, capitaneados por Busto Guillán, los que se hicieron cargo de la situación.

Carece de identificación y permanecerá amarrada en la zona al menos hasta mañana

En primer orden se cortó la circulación de personas en un tramo aproximado de 40 metros en el paseo para evitar que los envites de la batea contra la costa pudiesen provocar algún percance mayor. El problema que se les presentaba entonces a los servicios de emergencias era el de mantener la batea lo más fija posible antes de que subiera la marea. Y es que el temor a los vaivenes hacía pensar que esta podría incluso subirse a todo el trazado peatonal provocando destrozos mucho más costosos.

El equipo de emerxencias puso en marcha un dispositivo que consistió en cavar unas fosas en las inmediaciones del parque infantil próximo en donde se enterraron unas columnas de piedra a las que se sujetó lo más firmemente posible la batea. Sin embargo el problema al subir la marea no quedaba así resuelto del todo. Para que la plataforma se moviese lo menos posible se realizaron unos agujeros en sus flotadores que fueron rellenados con bomba de achique para que, pese a la pleamar, la plataforma no pudiese moverse y hacer más daño.

La previsión es que los restos puedan ser retirados el lunes, aunque este es un dato todavía por confirmar. Por otra parte el hecho de que no haya podido encontrarse la identificación de la plataforma complica sobremanera el hecho de que puedan pedirse responsabilidades. Y es que en este caso sería el titular de la batea el que tendría que hacerse cargo de los gastos del arreglo de los desperfectos que esta estructura ha provocado en el paseo marítimo.

Comentarios