• Viernes, 17 de Agosto de 2018

El defensor que ataca

 

YA se sabía que Juan Carlos Monedero –¡qué gran apellido para quien sufre episodios de amnesia cuando tiene que hacer frente a sus obligaciones tributarias!– no se había recuperado de la ruptura de la relación –del tipo que fuese– con la fashioner Carmen Lomana, pero daba la impresión de que su salud iba mejorando. ¡Vana ilusión!, sigue muy tocado. Su argumento para defender la compra por parte de Pablo, antes Pablo Manuel, “Viva la Gente” Iglesias y la que va a ser madre de sus mellizos –él será el padre–, Irene Montero de un chalé de ricos muy ricos no hay por dónde cogerlo. “Así que los insensatos @Pablo_Iglesias_ e @Irene_Montero_ van a pagar de por vida una letra de 500 euros en vez de haberse ido de alquiler a pagar 1000”. ¡Quién pillara una hipoteca de 500 euros mensuales para una casa de 600.000! O suma muy mal, peor que cuando hace las cuentas con las pasta que le llegó de Venezuela, o piensa que vive rodeado de tontos. Menos mal que no dijo que lo habían comprado gracias al crowdfunding.