martes 16.07.2019

La injusta Selectividad

a este paso va a tener que hacer horas extras la CIA para intentar impedir que los estudiantes gallegos copien en los exámenes de Selectividad. Ya se sabe que las chicas tendrán que llevar el pelo recogido (es de suponer que si también hay algún varón melenudo tendrá que ponerse un chicho) y estarán prohibidos los móviles y los relojes inteligentes. Pero, además, los 11.400 matriculados tendrán que someterse a escaneos aleatorios para garantizar que los asistentes no utilizan dispositivos electrónicos. Una pena que se haga semejante despliegue de medios para garantizar la equidad de la prueba y que nadie consiga superarla si no es por méritos propios y que luego, los políticos, no se decidan de una vez a que las cuestiones sean las mismas en toda España. De ese modo también se conseguiría acabar con la injusticia que supone la laxitud de las preguntas que se realizan en determinados territorios y que facilitan que sus alumnos acaben copando las carreras con numerus clausus.

La injusta Selectividad
Comentarios