terrorismo

Osama bin Laden, un vago recuerdo en la ciudad donde murió hace diez años

No hay parques ni zonas de juegos en el barrio", afirma el niño de 11 años.Así, un grupo de niños se pasa la mañana haciendo piruetas, persiguiéndose y haciendo el ganso en el descampado, situado a dos kilómetros de la academia Kakul, el centro de enseñanza militar más importante del todopoderoso Ejército paquistaní.En este mismo lugar en la madrugada del 2 de mayo de 2011, 23 Navy Seal estadounidenses mataron al terrorista más buscado del mundo, en una operación en la que también murieron dos guardaespaldas del saudí, la mujer de uno de ellos y uno de los hijos del fundador y líder de Al Qaeda.La misión, de 38 minutos de duración, se realizó sin el conocimiento de las autoridades civiles y militares paquistaníes, de acuerdo con la versión oficial de Islamabad y Washington.RecuerdosDiez años más tarde los vecinos recuerdan ese día, si se les pregunta por ello. "Con los primeros ruidos pensé que era una celebración al principio, pero cuando sonó una explosión me quedó claro que estaba pasando algo", cuenta a Efe Ahmed, empresario de 46 años que vive enfrente del "recinto Osama".Salió a la calle como tantos otros, pero no pudo ver nada ya que las autoridades paquistaníes cortaron la zona."La gente ha olvidado a Bin Laden, siguen con sus vidas", asegura Ahmed.Varios transeúntes mostraron su indiferencia hacia el saudí al ser preguntados por Efe.La operación secreta estadounidense para liquidar al líder de Al Qaeda puso a Pakistán en una difícil situación.

La Fiscalía francesa investiga como terrorista el asesinato de una policía

La Fiscalía Nacional Antiterrorista francesa asumió este viernes la investigación del asesinato de una agente de policía cerca de París, que falleció poco después de haber sido apuñalada.Fuentes judiciales indicaron a Efe que la investigación se ha abierto por asesinato de una persona depositaria de la autoridad pública en relación con una organización terrorista y por asociación terrorista.Los hechos tuvieron lugar hacia las 14.30 (12.30 GMT) en la comisaría de Rambouillet, a unos 45 kilómetros al suroeste de la capital, y su agresor, de nacionalidad tunecina, según los medios, murió también como consecuencia de los disparos recibidos al ser arrestado.La emisora France Info detalló que el agresor tenía 36 años, llegó a Francia en 2009 y no estaba fichado por los servicios de inteligencia.La cadena BFM TV añadió que entró en el país de forma ilegal, regularizó su situación en 2019 y trabajaba como repartidor.El primer ministro, Jean Castex, que se desplazó hasta el lugar para conocer de primera mano lo sucedido, destacó antes de ese desplazamiento en un mensaje en Twitter que Francia acaba de perder "a una de sus heroínas cotidianas en un acto bárbaro y de una cobardía infinita".Rambouillet se encuentra en el mismo departamento, el de Yvelines, que la localidad de Magnanville, donde en junio de 2016 un hombre mató con arma blanca a una pareja de funcionarios de policía en la vivienda de estos y posteriormente fue abatido por las fuerzas del orden.Yvelines es también el mismo departamento en el que el profesor de secundaria Samuel Paty fue decapitado el pasado 16 de octubre tras haber enseñado en una imagen de Mahoma, un asesinato que extendió en el país el debate sobre la libertad de expresión o el derecho a la blasfemia."Los mismos horrores, la misma infinita tristeza pensando en los allegados y en los compañeros de esta policía asesinada, los mismos perfiles culpables de esta barbarie, las mismas motivaciones islamistas...

El atacante que mató a un policía en el Capitolio, entre la religiosidad y la paranoia

Me inspiraste mucho", escribió el joven muerto a su hermano.Los allegados de Noah indicaron que éste achacó sus problemas a sus excompañeros de equipo y de habitación, a quienes acusó de drogarlo en 2019 con el medicamento sicotrópico Xanax, lo que le causó adicción a esta sustancia y síntomas de abstinencia.Sin embargo, un compañero de equipo indicó que esta versión no tenía que ver con la realidad.Pero desde ese episodio y pese a que se mudó a su propio apartamento en Newport News, el joven siguió sufriendo alucinaciones, palpitaciones cardíacas, dolores de cabeza y pensamientos suicidas, relató su hermano Brendan, quien añadió que Noah se trasladó posteriormente a Indianápolis, según dijo inspirado por las drogas.Ya en Indianápolis, el joven se quejó de que había gente entrando en su apartamento, lo que llevó a su hermano a visitarlo, y aunque el lugar parecía seguro, Brendan Green admitió que la mente de su hermano "no parecía estar bien".Por su parte, la cadena Fox News difundió información sobre el perfil en Facebook del atacante, que fue retirado por la red social debido a su política sobre "personas y organizaciones peligrosas".En su perfil -señaló Fox News-, Noah Green publicaba fotos y videos de los mítines de la agrupación negra Nación del Islam y se identificaba como "Seguidor de Farrakhan", en alusión a Louis Farrakhan, líder de ese grupo separatista negro fundado en 1935 por Elijah Muhammed."Mi fe es una de las únicas cosas que me ha conducido durante estos tiempos, y mi fe se centra en la creencia del Honorable Ministro Louis Farrakhan como Jesús, el Mesías, el último recordatorio divino entre nosotros", decía Green en su biografía, quien había perdido su trabajo recientemente.Además, en su cuenta de Instagram culpó al Gobierno estadounidense de sus problemas y acusó a las agencias federales de hacer con él experimentos de control mental, señalaron distintas versiones periodísticas.

Josu Ternera espera evitar una condena en Francia con su papel de negociador

Alega que el en periodo por el que está procesado estaba negociando el fin de la actividad terrorista