El patriotismo ucraniano escandaliza a Eurovisión y deja fuera a Maruv

|

 


“Acabamos de recibir una llamada de la Radiotelevisión Nacional Pública de Ucrania (NOTU) y queremos anunciar que renunciamos a participar en Eurovisión”, señala el comunicado del grupo colgado en Facebook.

La nota añade que el grupo ha iniciado negociaciones para la firma de un contrato con una productora europea que incluye giras por varios países.

Freedom Jazz quedaron en segundo lugar en el concurso ucraniano y partían como grandes favoritos para sustituir a Maruv, que rechazó esa posibilidad por presiones políticas. 


“Soy ciudadana ucraniana, pago impuestos y amo a Ucrania con toda sinceridad. Pero no estoy dispuesta a actuar bajo lemas que convertirían mi participación en el concurso en una campaña de promoción de nuestros políticos”, escribió Maruv en su cuenta de Facebook. 


Maruv, cuyo nombre es Anna Korsun, se mostró dispuesta a renunciar a actuar en territorio del “Estado agresor”, en referencia Rusia, pero se negó a firmar dicho documento con el argumento de que no estaba dispuesta a cantar “bajo censura”.
En virtud de dicho contrato, la cantante, que ganó el sábado con la canción “Siren Song”, no puede improvisar sobre el escenario, debe ceder los derechos de autor y relacionarse con la prensa sólo con autorización de la NOTU.


Entre otras condiciones, figuraba la de negarse a actuar en Rusia y ser especialmente cuidadosos al tocar el tema de la integridad territorial de Ucrania o al hacer declaraciones públicas que puedan dañar la imagen del país en la arena internacional.

“Cuando miles de héroes mueren en el frente por la integridad territorial de Ucrania, el Estado debería estar representado por artistas dignos, patriotas de Ucrania, que se dan cuenta de su responsabilidad”, informó el ministerio de Cultura. 


El presidente de NOTU, Zurab Alasania, explicó que “no todos los cantantes ucranianos están dispuestos a ser buenos diplomáticos culturales”.

Además, durante el concurso de televisión para elegir al representante en Eurovisión, el jurado hizo preguntas políticas a los participantes, que incluían la de si consideraban que la península de Crimea, anexionada por Rusia en 2014, es territorio ucraniano.

La exclusión de Maruv sentó muy mal en las redes sociales, donde acusaron al Gobierno de politizar Eurovisión y compararon al jurado con un concilio de censores soviéticos, opinión compartida por el comediante Vladímir Zelenski, líder en los sondeos de opinión con vistas a las elecciones presidenciales de marzo

El patriotismo ucraniano escandaliza a Eurovisión y deja fuera a Maruv