El nuevo comedor de O Piñeiriño tendrá un máximo de ochenta plazas

El alcalde y el conselleiro de Educación firmaron el convenio de colaboración ayer en Vilagarcía | gonzalo salgado
|

El nuevo comedor del colegio O Piñeiriño contará con un máximo de ochenta plazas y será gestionado por la ANPA. La presidenta de la asociación de madres y padres, Marcela Rey, prevé que pueda ponerse en funcionamiento en el último trimestre del curso que comenzará el lunes. El alcalde, Alberto Varela, y el conselleiro de Educación, Román Rodríguez, firmaron ayer el convenio de colaboración que permite poner en marcha esta obra. El Concello asume 35.000 euros y la Xunta 43.000, de los cuales tres mil se destinan a la redacción del proyecto, que consistirá en el acondicionamiento de los semisótanos y en la construcción de aseos.
A partir de ahora, según explicó el jefe territorial, César Pérez, se procederá a la fiscalización del traslado de fondos y posteriormente a la licitación de unos trabajos que se prevé que duren entre tres y cuatro meses y que estarán listos en 2018. El precio se negociará con la firma adjudicataria del servicio de catering y los padres usuarios podrán acogerse a una línea de ayudas.
“Moitos nenos están de noraboa. Vaise cubrir unha demanda”, aseguró el alcalde, que reconoció que le gustaría que la inversión la asumiese al completo la Consellería, aunque también incidió en que la obra es un “exemplo de colaboración entre dúas administracións”. Una cooperación que para Román Rodríguez marca “o camiño”.
“Ao final se hai colaboración os beneficiarios son os veciños”, aseguró el conselleiro de Educación, que reconoció que “as necesidades” de los centros educativos gallegos son “inesgotables” y que “hai que ir mellorando en base á predisposición presupuestaria”.
Pabellón del Castro Alobre
Varela y Rodríguez firmaron el convenio en la biblioteca del Castro Alobre, centro al que el conselleiro acudió para anunciar la segunda fase de reforma integral del pabellón deportivo, en el que la administración autonómica invierte 150.000 euros. Los trabajos actuarán sobre los envolventes del inmueble y consistirán en la retirada del panel sándwich de la fachada sur, afectado por el temporal; la impermeabilización y limpieza de las fachadas, invadidas por plantas criptogámicas y en la sustitución de las carpinterías y portones de acceso. l

El nuevo comedor de O Piñeiriño tendrá un máximo de ochenta plazas