Un éxito sin precedentes del autócrata Suárez

|

UN político de la parte de por aquí cerca tenía tan controlados la provincia y el partido que cuando se avecinaban problemas en algún concello, convencía a un concejal para que fingiese que estaba enfadado, se diese de baja, crease su propia formación y se presentase a las municipales. Después lo readmitía en el partido, lo mismo que a los descarriados que se habían ido con él y sumándolos a los ediles que habían permanecido fieles estaba asegurada la mayoría absoluta. El alcalde de Ferrol, Jorge “El autócrata” Suárez, ha intentado imitarlo, pero resulta que los cabreados lo están de verdad y ya han fundado dos partidos y dentro de un año competirán con él en los comicios locales. El regidor comunero –así llaman a los mareantes en la fala departamental– merece un monumento a la inutilidad. Y si es caballo, mejor, que es como mola por allí.

Un éxito sin precedentes del autócrata Suárez