La Policía Local de Ribeira busca a un joven conductor que se dio a la fuga tras saltarse un semáforo en rojo

Un agente de la Policía Local de Ribeira durante un control. | D.A
|

La Policía Local ribeirense busca a un conductor de 32 años y vecino de la capital barbanzana que se dio a la fuga tras saltarse un semáforo en rojo. Los hechos tuvieron lugar en torno a las cuatro y media de la tarde del martes cuando una de sus patrullas circulaba en sentido descendente por la Rúa Romero Ortiz y, tras reiniciar la marcha después de detenerse unos instantes ante un semáforo en rojo, los agentes municipales comprobaron como un Renault Megane blanco circulaba en sentido ascendente por ese mismo vial e hizo caso omiso de la señal luminosa que en ese momento le impedía pasar. Los policías detuvieron su vehículo y uno de ellos se dirigió al conductor haciéndole señales para que se detuviera, pero hizo caso omiso de las mismas y se fue del lugar a gran velocidad.

Los agentes municipales dieron la vuelta para ir detrás de él, pero lo perdieron de vista. En ese momento, un testigo les hizo indicaciones de que el referido automóvil había atropellado, golpeando ligeramente con un retrovisor -se rompió, se le desprendió del coche y cayó al suelo, donde lo dejó abandonado- a un hombre que caminaba por la calzada a la altura del bar Bonaparte. De igual modo, les dijo a los agentes que ese Renault Megane se había desviado hacia la Rúa Novia Santos, circulando en dirección prohibida.

Los policías locales ya no tenían a su alcance al vehículo y conductor infractor, pero habían tomado buena nota de la matrícula y pudieron verle el rostro, por lo que está plenamente identificado. Posteriormente, los agentes municipales fueron varias veces al domicilio que consta de él en el padrón de habitantes, pero no estaba allí y tampoco fue a dormir, pero seguirán tratando de localizarlo.

Según pudo saber este periódico, el referido conductor será denunciado por vía administrativa por la supuesta comisión de tres infracciones: una de ellas por conducción temeraria, otra por saltarse el semáforo en rojo y la tercera por no obedecer las señales del agente de la autoridad. Ello supondría que, además de tener que hacer frente a las correspondientes multas, ese individuo podría perder de una vez todos los puntos del carnet de conducir.

La Policía Local de Ribeira busca a un joven conductor que se dio a la fuga tras saltarse un semáforo en rojo