Buen comienzo del Asmubal Meaño

Barco anota uno de los cuatro goles que firmó ayer ante los canarios | mónica ferreirós

El pabellón de Coiron, en Dena, acogió ayer la primera jornada de la Fase de Asenso a Primera Nacional de Balonmano, organizada por el Asmubal Meaño, que deparó amplias victorias de los anfitriones ante los canarios del Realejos por 34-15 y del Txikipoli Zarautz, que se impuso al Grupo Astur 39-18. Meañeses y vascos se perfilan como los grandes favoritos a pelear por el ascenso, visto lo visto ayer. Ambos se medirán el domingo por la mañana en un duelo que apunta a gran final, pero antes tienen que hacer los deberes esta tarde en al segunda jornada de la fase. El Asmubal jugará a las 17.30 horas contra el Grupo Astur, mientras que a las 20 horas se enfrentará el Txikipoli Zarautz ante el CB Serigrafías Cucas Realejos.


La afición local se volcó con los anfitriones, que empezaron con buen pie su camino hacia el ascenso. 


Aficionados acudieron a animar al equipo cuando tomó el autobús en el hotel Ría Mar y en el pabellón se generó un gran ambiente que llevó en volandas a los jugadores que entrena Víctor Garrido.


Defensa y contraataque fueron la receta que emplearon los locales para romper el partido ya en la primera parte. Los goles de Carlos Gehrhardt, Barco en el pivote y Juan Cuenca desde el extremo empezaron a hacer mella en los canarios, que cometieron muchos errores en el pase y bastantes pérdidas. Con 11-6 el técnico visitante se vio obligado a parar el partido, pero tras el tiempo muerto el Asmubal endosó a su rival un parcial de 5-1 que llevó el 18-9 al descanso. La segunda parte fue un mero trámite. El Cucas Realejos no dio la sensación en ningún momento de poder cambiar el rumbo del partido. La diferencia de instaló en los 12 goles y fue aumentando poco a poco.


El Asmubal centró sus esfuerzos en los últimos minutos en ampliar al máximo la diferencia, pensando ya en el average con Zarautz, ya que si ambos ganan hoy empatan mañana puede ser un factor decisivo.


En el primer partido el Txikipoli Zarautz se impuso con autoridad al Grupo Astur por 39-18 demostrando que es el gran rival a batir por parte de los meañeses para lograr el ascenso. El equipo vasco, liderado por el extremo internacional Alberto Aguirrezabalaga, pasó el rodillo. La resistencia de los asturianos solo duró los primeros cinco minutos, a partir de entonces los guipuzcoanos endosaron un primer parcial que les permitió dominar por diferencias de 4 goles, hasta que dieron otro arreón antes del descanso con un parcial de 6-0 que les puso 10 arriba (19-9). La segunda parte fue un trámite, la diferencia fue aumentando hasta instalarse en los 20 goles, aunque finalmente quedó en 19 con el 39-18. Aguirrezabalaga fue el máximo anotador del partido con 9 goles. El extremo, que jugó en equipos como Ademar Léon, Ciudad Real, Logroño, Portland San Antonio, además de pasar por la liga húngara y la eslovena, es la gran atracción de esta fase de ascenso en Meaño.

Buen comienzo del Asmubal Meaño

Te puede interesar