“Le hemos dado un muy buen empujón a Meaño”

Jóvenes aficionados del Asmubal animan durante la fase de ascenso celebrada el fin de semana en el pabellón de Coirón -Dena | Mónica Ferreirós
|

El Asmubal Meaño disfruta la dulce resaca que deja la fase de ascenso disputada el fin de semana en el pabellón de Coirón-Dena. El equipo entrenado por Víctor Garrido hizo pleno de triunfos y jugará la próxima temporada en Primera Nacional, algo inimaginable hace un par de años cuando el Bodegas Aquitania Asmubal estaba en Segunda Autonómica. “Estamos muy orgullosos del equipo”, reconoce la presidenta Silvia Lobato. “Es una recompensa al trabajo de la plantilla y del staff técnico estos dos años y también una recompensa a los nueve años de trabajo de esta directiva”.

El Asmubal apostó por competir este año pese a las dificultades por las restricciones y el estricto protocolo covid. “Lo hicimos con miedo y mucha exigencia, como es lógico, pero para nada nos arrepentimos de haberlo hecho”, comenta la presidenta, que apunta al aspecto económico como el gran caballo de batalla de esta campaña. “No tener público en el pabellón, la pequeña merma de socios y patrocinios y otros que prácticamente teníamos cerrados y que con la llegada del covid no se concretaron hicieron que todo fuese muy complicado, pero vamos a salvar la temporada y estamos prácticamente a deuda cero”. La directiva todavía tiene que cerrar el capítulo de gastos e ingresos que supuso la fase de ascenso. “Si somos capaces de juntar todo lo comprometido, que hay bastantes partidas por cobrar, quedaremos a pre de todo el gasto que hemos tenido”.


FEMENINO
El club solicitó a la Federación ocupar alguna posible vacante en Honor Plata



Por todo, en la directiva del Asmubal consideran la temporada como “un éxito”, aunque queda clavada la espina del descenso del equipo femenino de División de Honor Plata, si bien el club ha realizado a la Federación la petición de ocupar alguna posible vacante que se pueda presentar llegado el caso.

La fase de ascenso situó en el mapa nacional a Meaño y enganchó al balonmano a muchos aficionados. “Le hemos dado un muy buen empujón a Meaño y esperamos que las instituciones correspondientes nos apoyen y hagan que este trabajo nuestro se pueda mejorar y seguir con la promoción del concello y el deporte”.

El domingo tras ganar al Txikipolit Zarautz en un partido muy emocionante se desató la euforia en el pabellón, varios directivos y colaboradores disfrutaron del almuerzo de celebración en el Hotel Ría Mar en Dena, donde estuvo concentrado el equipo, junto a jugadores y técnicos. Por la tarde todos ellos participaron en una caravana de coches por Meaño para festejar el éxito. Ahora toca ya planificar la próxima temporada y la presidenta se reunirá con Víctor Garrido los próximos días para cerrar su renovación. Silvia Lobato no esconde que le gustaría que siguiese toda la plantilla que logró este histórico ascenso. La directiva mantendrá su línea de trabajo con el propósito de seguir rompiendo el techo de un club que está en su mejor momento de su historia.

“Le hemos dado un muy buen empujón a Meaño”