Seis detenidos y cuatro investigados en la desarticulación de un grupo dedicado al furtivismo de percebe en Pontevedra

|

Seis personas han sido detenidas y otras cuatro permanecen investigadas como presuntos miembros de un grupo criminal dedicado a la extracción ilegal de percebe en cuatro municipios costeros del sur de Pontevedra.


La desarticulación de este grupo ha sido el colofón a medio año de investigaciones articuladas desde el puesto principal de la Guardia Civil de Baiona-Nigrán en colaboración con las cofradías de pescadores de Baiona y Guarda.


Los detenidos, a los que se le imputan delitos de pertenencia a organización criminal y de protección a la flora y la fauna, conformaban una red dedicada al furtivismo de percebe que operaba en los municipios pontevedreses de Nigrán, Baiona, Oia y A Guarda.


Las investigaciones que derivaron en la bautizada como operación 'Rasqueta II' se iniciaron hace seis meses ante el aumento del furtivismo de percebe en la costa sur de la provincia pontevedresa tras las denuncias realizadas por las cofradías de pescadores, que alertaban, además de los efectos sobre los profesionales del mar, del peligro para la salud pública por la comercialización de estos productos sin controles sanitarios.


Las pesquisas, desarrolladas en colaboración con las cofradías, llevaron al análisis de las actas de incautación llevadas a cabo durante los últimos años. Esta información llevó a la identificación de los integrantes del grupo y también a determinar qué roles desempeñaban dentro de la organización y qué vehículos y medios materiales empleaban.


Según los cálculos realizados, las incautaciones al grupo ascendieron a más de media tonelada de percebes. Además, las cuantías que adeudan a la Xunta en concepto de sanciones se elevan a 520.000 euros.


10 PERSONAS
El grupo está formado por diez personas, vecinos de Baiona, Nigrán, Oia, Tui y Vigo. Todos ellos cuentan con "amplios" antecedentes y se dedicaban exclusivamente a la extracción de marisco furtivo.


Las investigaciones se dieron por concluidas en los últimos días con la detención de los dos principales responsables del grupo, interceptados en el casco urbano de Baiona montados en un vehículo y un ciclomotor después de haber sido detectados faenando en la costa de Oia.


En el interior del turismo había útiles y herramientas que utilizaban para la extracción ilegal de percebe: un capacho, un traje de neopreno mojado, una funda estanca para teléfono móvil y gafas de buceo.


Seis detenidos y cuatro investigados en la desarticulación de un grupo dedicado al furtivismo de percebe en Pontevedra