Lección magistral de Marque y Veloso en Torre

El Tavira, gran protagonista en la etapa con final en Torre gracias a la victoria de Marque y al quinto puesto de Veloso | vap
|

El ciclismo es un deporte precioso porque aparte de tener una capacidad sobrehumana para dar pedales mientras las carreteras se empinan de forma interminable, también hay un componente táctico que decide carreras. Ayer lo demostraron dos corredores gallegos en la tercera etapa de la Volta a Portugal con final en Torre, un puerto de categoría especial de 20 kilómetros de ascensión. El vilagarciano Gustavo César Veloso fue quinto en meta y su compañero del Tavira Álex Marque se llevó el triunfo, con más de un minuto de ventaja. Abner González y Mauricio Moreira fueron sancionados con 20 y 40 segundos de penalización por avituallamiento irregular, por lo que Veloso pasa a ser segundo de la general.

El gran derrotado ayer fue el W52 Porto. Un equipo al que se le puede comparar con el extinto “Sky” por la nómina de excelentes corredores con la que parte para pelear objetivos. Eso sí, con la diferencia de la dificultad que padece para controlar carreras, bloquearlas o lanzarlas para que su líder las remate. Realmente ni siquiera parece que tengan definidos los roles. Quizá fue eso lo que animó a Veloso a disfrutar este último año de su carrera deportiva en un equipo más modesto.

Ayer la subida a Torre fue una exhibición de temple y estrategia de dos veteranos amigos: Alejandro y Gus; Marque y Veloso. Entre ambos suman 80 años, lo que no les impide seguir dando lecciones en la “Grandísima”. En los primeros kilómetros de ascensión el Porto hizo la selección. Dejó el grupo de favoritos en 15 corredores. Y “decidió” agitar el avispero a 15 kilómetros de meta. Lo hizo Amaro Antunes, pero se llevó a rueda a Figueiredo (Efapel). Todavía estaba Marque trabajando en la cabeza del grupo para recortar terreno cuando atacó otro W52 Porto, Joni Brandao. Los gallegos no se pusieron nerviosos. Subieron a ritmo. Veloso logró contactar con el grupo que se formó delante y más tarde entró Marque, una vez recuperado del esfuerzo anterior.

La táctica del Porto fue seguir lanzando ataques de cualquiera de sus ciclistas indiscriminadamente. Antunes y Rodrigues pronto comprobaron como entre los Efapel y los dos gallegos la estrategia no iba a ningún sitio. A 9 de meta, el que se movió fue Marque. En el grupo nadie asumió la responsabildad, todos se quedaron vigilando la rueda de Veloso, por lo que el estradense fue cogiendo tiempo mientras detrás los ciclistas del Porto solo se esforzaban en realizar acelerones que se quedaban una y otra vez en escaramuzas cuando les cogían la estela. Y así fue como el Tavira, gracias a dos veteranos gallegos, logró su primer gran éxito en esta edición, que además deja a Marque líder de la general y a Veloso cuarto a 1:09 de su compañero, por delante de todos los portugueses.
Hoy la cuarta etapa discurre entre Belmonte y Guarda, con final en un puerto de tercera, previos otros dos en los últimos cincuenta kilómetros .

Lección magistral de Marque y Veloso en Torre