El bipartito culpa al PP de una indemnización que complicó concurrir al Plan Reac-Pon

La alcaldesa y el concejal de obras, durante la visita de ayer a la última actuación concluida | cedida
|

El gobierno de Cambados culpa al anterior ejecutivo popular de una “nefasta, case neglixente” gestión en la calle Sabugueiro que derivó en la obligación del Concello de hacer frente a una indemnización. La suma: Unos 97.000 euros, cantidad que, de no tener que ir a cubrir esta obligación, el concejal de Obras, Samuel Lago, señaló que hubiera servido al Ayuntamiento para no renunciar al Plan Reac-Pon.

Se trata del plan de inversiones de la Diputación para la reactivación económica. El mismo que el PP agitó este fin de semana para acusar al bipartito de haber perdido una subvención de 800.000 euros por no presentarse si quiera al programa. La entidad local no lo hizo, defendió ayer Lago, porque “non o consideramos conveniente”, toda vez que se trata de un plan de confinanciación: Si se aprobasen fondos para Cambados, el Ayuntamiento debería también aportar dinero, unos 80.000 euros. “Ao mellor poderiamos aportar esa cantidade se non fora pola indemnización”, cargó Lago contra los populares, a quienes acusó también de contar solo “falacias, case todo mentiras” en la crítica por el Reac-Pon. Porque, añade, además de todo lo dicho, el plan sería en concurrencia competitiva, así que “poderiamos ter solicitado a axuda e non sernos concedida”.

Sobre las críticas de Pode por la mejora de un vial en Castrelo, recordó que el camino en cuestión no estaba inventariado y que, por tanto, el Concello no podía obrar si no estaba declarado como público. Aclarada ya esa titularidad, la obra se incluirá en la próxima remesa de asfaltados del Plan Concellos.


Calle Sevilla


El edil de Obras y la alcaldesa, Fátima Abal, visitaron ayer la calle Sevilla, donde acaba de concluir una actuación de 150.000 euros, con el Plan Concellos. Inicialmente iba a ser solo un asfaltado y aceras, pero se optó por ampliar el proyecto para incluir el levantamiento de la red única de pluviales y fecales, separándolas. Con ello, además de la estética y funcionalidad del vial, se da solución a un recurrente problema de inundaciones y vertidos. La obra se dilató tras complicaciones técnicas por las diferentes alturas de las entradas y ventanas de viviendas después de los anteriores asfaltados, que elevaron la cota. l

El bipartito culpa al PP de una indemnización que complicó concurrir al Plan Reac-Pon