Un otoño frío y un invierno congelado

Cuando Alemania anuncia que habrá restricciones en la energía, quiere decir que aquí habrá carestía y es más verdad cuando la ministra del ramo dice que España es distinta al país teutón y goza de clima soleado y es puntera en renovables. Esto quiere decir que habrá que prepararse para tirar de manta durante el crudo invierno, que en Galicia dura once meses, día más día menos. En septiembre volverán los folletos de cómo ahorrar en calefacción o haciendo el tradicional cocido o una sopa de fideos. La tradición dice que hay que esperar lo contrario de lo que anuncia este Gobierno. Al tiempo. Foto: chimenea | aec 

Un otoño frío y un invierno congelado

Te puede interesar