viernes 22.11.2019

Advierten de que el proyecto de gasificación de Boiro carece de informes técnicos municipales

La falta de un arquitecto y aparejador municipal en Boiro provoca que el proyecto de gasificación de Boiro, consistente en la modificación del suministro de propano por gas natural,

La pancarta “No a la planta de gas” apareció ayer en la parcela de Rúa Corrillo | Chechu
La pancarta “No a la planta de gas” apareció ayer en la parcela de Rúa Corrillo | Chechu

La falta de un arquitecto y aparejador municipal en Boiro provoca que el proyecto de gasificación de Boiro, consistente en la modificación del suministro de propano por gas natural, no cuenten con informes técnicos necesarios para tramitar y sacar adelante el expediente con la concesión de las licencias de obra y actividad, según advirtieron expertos. Es por ello que la plataforma de afectados por la instalación dice que esto justifica el “alarmante nerviosismo” de un portavoz del Ejecutivo boirense en una “seudocomparecencia mediática” para tratar de defender a Gas Natural y acusar de “intoxicación informativa”, cuando apuntan que algo infinitamente peor que una intoxicación es lo que puede pasar al hacer mal las cosas, además de señalar que las críticas proceden de familias tradicionalmente votantes del PP, que a raíz de todo esto anuncian que le retiran su confianza.
Insistieron en criticar que el equipo de gobierno no se puso del lado de los vecinos afectados que denunciaron la peligrosidad de la colocación de dos tanques en una parcela del casco urbano rodeada de viviendas y empresas, así como la ocultación del proyecto, expediente e información al respecto, y que aún no les facilitaron. Hay algunos vecinos ante esa situación acudieron a Santiago para que en la Consellería de Industria les enseñasen el proyecto de cambio de gas propano a gas natural (metano) y pudieron comprobar que no está visado por el Colegio de Ingenieros Industriales, aunque la Xunta lo admite igual.
Pero, esos afectados apuntaron que la Administración local es la que debe exigir ese visado del proyecto, algo con lo que indicaron que tampoco cuenta, pese a que se trata de elementos inflamables y tan sólo tiene el visto bueno de un profesional, “algo que no ofrece ningún tipo de garantía ante cualquier incidencia o catástrofe”. De hecho, fuentes consultadas precisaron que los trabajos no visados difícilmente estarán cubiertos por un seguro de responsabilidad civil, y deberá ser el profesional que firme el proyecto el que deberá gestionar por si mismo todo lo relacionado con ese aspecto, sin el apoyo de su colegio profesional.
Los afectados señalan que aunque se habla de una instalación provisional de depósitos por cinco meses, lo cierto es que el reglamento técnico de distribución y utilización de combustibles gaseosos, en concreto en su instrucción técnica complementaria de instalaciones de almacenamiento de GLP en depósitos fijos establece que “cesará su actividad si transcurren dos años consecutivos sin que se efectúe consumo alguno, no exista contrato de mantenimiento de la misma o transcurran 5 años sin la realización del mantenimiento oportuno, de ahí sus sospechas de que no se retirarán los tanques en el plazo señalado”.
Residentes de las calles Corrillo y Principal indican que la gente debe ser consciente de que el proyecto les afecta a todos, “porque la imposición de la empresa de gas de modificar el propano por el metano tiene consecuencias para todos los usuarios: aumento del coste del gas en la cuota fija y del consumido, depreciación de los inmuebles cercanos a la planta de gas, perjuicios para los negocios por la desconfianza de turistas, inseguridad por posibles escapes de gas e impacto medioambiental. l

Comentarios