Lunes 17.12.2018

Asados disfruta de su propio “Cuento de Navidad”

Los alumnos del colegio Ana María Diéguez de Asados, de Rianxo, participaron ayer de manera muy activa en el festival de Navidad en el que escenificaron una adaptación del cuento de Charles Dickens.

El colegio Ana María Diéguez, en Asados, quiso celebrar su festival de Navidad de manera especial y lo hizo en un repleto auditorio municipal con la escenificación de una adaptación del “Cuento de Navidad” de Charles Dickens, en el que no faltaron los guiños a Rianxo. La obra, de cuyo montaje se encargó la profesora de Música, Irene Amado, y que contó con la participación de la Orquestra Orff, integrada por alumnos de 5º y 6º de Primaria del centro, arranca con la conocida escena entre el cascarrabias, tacaño y huraño señor Scrooge y su ayudante, que le dice que le gustaría tener libre la tarde del día siguiente por ser Navidad, a lo que él le responde que se lo descontará de la paga y le da ropa para lavar. Luego llegan sus sobrinas, que le dicen “¡Bo Nadal, tío Scrooge!”, a lo que él les replica “¡Bah!, ¡Trapalladas!”, pero ellas le invitan a su cena. Relamiéndose, el tío les dice si cenarán centollas, necoriñas, langostinos, vieiras y, de postre, turrón y mazapanes”. Ante la respuesta afirmativa, él les repite “¡trapalladas!”, pues no puede cenar de eso al tener alto el colesterol.

A continuación, el señor Scrooge se dirige a su ayudante y le dice que ya se puede marchar, pero que al día siguiente debe ir más pronto. Ella responde afirmativamente y con un “¡Bo Nadal!”, para luego decirle “a ver se abren o centro de día en Rianxo e o meten alí”. Tras sonar las campanadas del reloj, al señor Scrooge se le aparece el fantasma de su socio, al que no parece reconocer hasta que le dice “traballei contigo na de Varela”, lo que el público recibió con carcajadas. Scrooge lo reconoce al decirle “ti roubabas ás viúvas e estafabas aos pobres. Deixáchesme todos os teus cartos para pagar o teu enterro e eu boteite ao mar polo porto de Setefogas”. Antes de desaparecer, el fantasma le responde que por esa razón tiene que cargar toda la eternidad con cadenas y que a él le pasará lo mismo si no cambia “esa carraxe e ese xenio que tes”. Ante las súplicas del señor Scrooge, que acaba poniéndose el pijama y se mete en cama, el fantasma le anuncia la visita de tres espíritus, a los que deberá hacer caso para no acabar como él.

Esa noche le despierta el Espíritu del Pasado, que le recuerda que de niño lo pasaba bien y bailaba. En ese momento entraron en escena los niños de Infantil,  junto a Ainara y Breogán, con cantos y bailes de la pieza tradicional galesa del siglo XVI “Deck the Halls” (“Adornen los salones”) y luego los de primero de Primaria con la interpretación de la canción tradicional escocesa “The Shores of Loch Bee”. Seguidamente, aparece el espíritu de la Navidad Presente, que asusta al señor Scrooge, que le pide que no se lo coma, y el espíritu le responde que no tiene pensado hacer eso con un tacaño como él, “coa comida que temos aquí... ¡Galicia Calidade!”. Le enseña la cena de Nochebuena de la que disfruta su familia y le dice que su sobrino más joven está enfermo y que puede que sea su última Navidad. Entonces es cuando los escolares de segundo cantan y bailan al ritmo de “Nadal” de Mamá Cabra, y luego los de tercero con “Muxicas no ceo de Belén” de Muxicas.

Tumba solitaria
Tras volver a acostarse el señor Scrooge”, le despierta el espíritu de la Navidad Futura que le enseña una tumba solitaria “dun home que non foi xeneroso, que non tivo nin un pouco de bondade e só estaba interesado polos cartos... o home máis rico do cemiterio. Esta é a túa tumba”. Suben al escenario los alumnos de cuarto de Primaria para ofrecer coreografías de “Negra sombra”, interpretada por Luz Casal y Carlos Núñez, por un lado, y por el grupo Astarot, por otro. En ese momento, Scrooge promete cambiar si le sacan de allí, Al lograrlo, dice que todo fue una pesadilla, que ya es Navidad y que tiene otra oportunidad, que la vida es maravillosa y lo celebra al grito de “¡Bo Nadal a todos”. Como broche de oro, subieron todos los escolares al escenario para interpretar “God Rest Ye Merry Gentlemen”, una canción tradicional inglesa con letra adaptada por los alumnos de Primaria.

Comentarios