domingo 9/8/20

El bajista Fran Velo advierte que “nin Heredeiros da Crus vive do rock & roll”

El momento de eclosión musical que desde hace años está viviendo Boiro, y que se vio traducido en la representación durante la última edición de la gala de los Premios Martín Códax da Música.

El centro social boirense acogió ayer una mesa redonda con participación de cuatro referentes locales de la música | Chechu Río
El centro social boirense acogió ayer una mesa redonda con participación de cuatro referentes locales de la música | Chechu Río

El momento de eclosión musical que desde hace años está viviendo Boiro, y que se vio traducido en la representación durante la última edición de la gala de los Premios Martín Códax da Música, que distingue la diversidad y calidad artística de las producciones gallegas, no se refleja en una mayor actividad ni en una masiva afluencia de público a los conciertos. Así se dejó ver ayer durante la celebración de las II Xornadas da Música: “Boiro, territorio musical”, donde se indicó que da la sensación que la obtención de tres premios por parte de Sonia Lebedynski (canción de autor), Agoraphobia (rock) y A Pousada das Ánimas (salas), además de que The Lakazáns quedase finalista, pasaron desapercibidas para la población y no están teniendo la repercusión que merecen. Además, en ese evento en el Pazo da Cultura de Pontevedra, con más de 700 asistentes, intervino la pianista rianxeira Aida Saco, integrante de Barahúnda y solista en su proyecto “Metamorfoses”.
Lo ocurrido con esos premios es un fiel reflejo de lo que está pasando en el sector musical y que el bajista Fran Velo resumió en la expresión de que “nin Heredeiros da Crus vive do rock & roll”, pese a que es la banda de Galicia con mayor caché en estos momentos, y que sus miembros se ganan la vida en otros trabajos. Este músico y otros referentes locales como Susana Saavedra, cantante de Agoraphobia; Luis Miranda, director de la Escola de Música de Boiro y socio de Sonaxe; y Carme Tubío, violonchelista, musicóloga y miembro de la Orquesta Sinfónica Vigo 430, plantearon ideas que a poner en marcha para hacer sostenible el momento álgido que tiene la música de Boiro y mejorarlo. La principal conclusión fue la de lograr la corresponsabilidad, con una mayor implicación de la Administración, pero también de la ciudadanía, con mayor respaldo al hecho musical. Se plantearon ideas como un mayor apoyo y diálogo de empresas pequeñas a los artistas o acabar con la precariedad del tiempo que la música tiene en la educación reglada, entre otras.
La jornada había arrancado con una mesa redonda en la que intervinieron referentes de la industria cultural gallega como Julio Gómez, director de Sinsal; Patricia Hermida mánager de grupos como Agoraphobia, The Lakazáns y Heredeiros da Crus, entre otros, y directora de la Festa Cidade Europea do Viño; y la promotora y productora musical Rosa Salgado. Hablaron de su experiencia y destacaron como para ellos la música es un factor de desarrollo territorial, ya no sólo social y personal, sino también económico, respetando su entorno e identidad, pues hay ciudades y pueblos que han visto desarrollada su economía a través de festivales o planes de fomento de la música.
La jornada contó con la masterclass “multipercusión tradicional” a cargo de Xosé Lois Romero (Aliboria) y la mesa redonda con mujeres referentes en la música, como las cantantes Guadi Galego y Sonia Lebedynski, la productora Cecilia Carballido, Patricia Hermida y Rosa Salgado, que dieron a conocer la situación de la mujer en la industria musical y el sesgo machista. Estaba previsto que la actividad rematase con los conciertos de la Banda de Música de Boiro en la casa de cultura y The Rebels en A Pousada das Ánimas.

Comentarios