miércoles 21/10/20

El BNG acepta iniciar contactos con el PP y Nós Pobra sobre la gobernabilidad

Los nacionalistas son clave para determinar la formación política que lidere el Ejecutivo en los próximos 4 años

Diario de Arousa-2019-05-31-016-0a3c2b6c
La asamblea del BNG pobrense no aceptó la dimisión presentada por Ouviña | Chechu

El futuro de la gobernabilidad en A Pobra está en el aire o, mejor dicho, en manos del BNG. Pese a su pérdida de apoyos por parte de los ciudadanos entre las elecciones municipales de 2015 y del pasado domingo, sus dos ediles se antojan decisivos para determinar la formación política que ostentará el mando en el Ejecutivo local. Su candidato, Ramiro Ouviña, que presentó su dimisión a la asamblea y que no se la aceptó, comunicó los primeros contactos que  Nós Pobra y PP tuvieron con él respecto a la investidura y pactos de gobierno. Esa asamblea nacionalista, que se reunió con carácter extraordinario, aceptó mantener esos diálogos y para ello designó las personas encargadas de llevarlos adelante, pero no se iniciará antes de la próxima semana. En esa asamblea se analizaron los resultados de las elecciones del 26M y su valoración -Ramiro Ouviña declinó hace días hablar al respecto- fue que “o traballo feito foi moito e bo, mais non abondou para obter os apoios esperados”. Ante esa situación, el Bloque pobrense propuso diversas líneas de actuación para recuperar en el futuro a los votantes que optaron por otras fuerzas políticas, “mellorando o contacto cos veciños e a capacidade de transmitir o relato propio do BNG, sen interferencias interesadas doutras organizacións”.

El candidato del PP, Manolo Durán, confirmó que ya le hizo una llamada de cortesía a Ramiro Ouviña, en la que en primer lugar lo animó tras el revés que recibió en estos comicios, con la pérdida de uno de los tres concejales con que contaba -además de pasar de 1.452 a 789 votantes-, y por otro lado, pese a las diferencias ideológicas entre sus partidos políticos, le tendió la mano para hablar sobre la posibilidad de que se presente una alternativa de gobierno a la lista más votada, que fue Nós Pobra. Cabe recordar que hace cuatro años el BNG dio su voto favorable a la investidura de Xosé Lois Piñeiro como alcalde, renunciando a entrar en el Gobierno municipal, pero poco después se lo acabó retirando por entender que no se respetaban los acuerdos alcanzados en las negociaciones.

Aunque el BNG no se cierra a hablar con Nós Pobra, las diferencias entre ambos parecen insalvables, además de que las críticas a su gestión se sucedieron durante el mandato que está a punto de rematar. Los nacionalistas expresaron en repetidas veces sus discrepancias con la forma de gestionar del equipo de gobierno encabezado por Xosé Lois Piñeiro, criticándole su falta de transparencia y que no tenía en cuenta las propuestas que presentaba y que sus prioridades eran distintas. Pero, cabe recordar que hace un año el BNG no apoyó la moción de censura que promovió el PP, tras la pérdida de la moción de confianza presentada por el alcalde, y que pretendía introducir un cambio en la forma de gobernar y “hacer cosas por los vecinos”. El BNG sabe que si le da su apoyo a Nós Pobra en la investidura le puede volver a ocurrir lo mismo que denunció en este mandato, además de que corre el riesgo de contribuir a un nuevo revés en la formación frentista. Pero, si por el contrario se abstiene o vota a favor de su candidato, Ramiro Ouviña, como dejó entrever en alguna ocasión si se daba una situación como la actual, la consecuencia  es que también le entregará el gobierno en bandeja a Nós Pobra. 

De ahí que se abra una nueva opción de diálogo para un posible acuerdo con el PP, que ayer aún no sabía por boca del BNG si aceptaba la oferta de diálogo, y se enteró por este periódico. Los populares indicaron que están abiertos a hablar con todos y que su intención es llegar a acuerdos con BNG y PSOE pues, a su juicio, todos son conscientes de la necesidad de un cambio de gobierno y eso buscarán. “Por nosotros no va a quedar el esfuerzo para formar un gobierno estable, amplio y con el mayor consenso posible, y los que no se quieran sumar o se descarten allá ellos”, dijo Durán. El fin que persigue es acabar con la “parálisis” y hacer cosas para A Pobra, “algo para lo que Nós Pobra tuvo 4 años y no hizo, pese a que para sorpresa de todos obtuvo más respaldo y fue la lista más votada”, precisó.

Comentarios