viernes 18.10.2019

Cerca de 200 personas asisten a la cena benéfica de Renacer, en la que se recaudaron 8.400 euros

La asociación antidroga Renacer de Ribeira entregó su insignia de oro al alcalde, Manuel Ruiz, y al exjefe de la comisaría, José García, y obsequió con un centro de flores a la enfermera Carmen Lires, de la Unidad de Enfermedades Infecciosas del Clínico de Santiago de Compostela.

Un total de 195 personas asistieron a la cena benéfica anual de Renacer | Chechu Río
Un total de 195 personas asistieron a la cena benéfica anual de Renacer | Chechu Río

La asociación Renacer celebró el sábado su 19ª Cena Benéfica, que contó con 195 asistentes, una cifra que superó a la de los últimos años. Debido al carácter solidario del evento, se recaudaron unos 8.400 euros, cifra ligeramente superior a la del año pasado, y que se obtuvo gracias a la aportación en el precio de cada menú, la venta de rifas para el sorteo de 99 obsequios y la donación de 6.000 euros de la empresa Frinsa, en representación de la que asistió su presidente, Ramiro Carregal, que también aportó medio centenar de lotes de conservas para sortear.

Antes de la cena en una noche de lazos rojos, pues se conmemoraba el 30 aniversario del Día Mundial de la Lucha contra el Sida. De hecho, se proyectó un vídeo y se recordó que uno de los primeros casos de una persona conocida y víctima de esa enfermedad fue Freddie Mercury -sonó el tema “Bohemian Rhapsody”, de actualidad por la película del cantante, mientras se habló de su caso-, fallecido el 24 de noviembre de 1991 de una bronconeumonía complicada por el Sida un día después de comunicar que lo padecía.

Renacer entregó su insignia de oro al alcalde, Manuel Ruiz, por su apoyo a la asociación -hace días le otorgó 3.000 euros para desarrollar sus programas- y al exjefe de la comisaría, José García, que dijo que le quedó clavada la espina de no poder acabar con el problema de las drogas, pese a su lucha contra el narcotráfico en operaciones como Santino, Barbanza, Topo, Candil, Pitbull, Temple, Lamprea y Luso-América. Y se le entregó un centro de flores a Carmen Lires, enfermera de la Unidad de Enfermedades Infecciosas del Clínico de Santiago, por su jubilación, y a la que el Concello le entregó su regalo institucional consistente en una figura de la Sirena de Sálvora, con la que también obsequió a José García. ll

Comentarios